"Queremos ser el eslabón que sume. Separados no avanzamos"

A. del Campo
-

La nueva presidenta de Afotur, Mercedes Calvo, llega a su cargo convencida de las posibilidades que tiene la comarca e invitando a todos, los de fuera y los ribereños, a conocer un potencial que la gente "no se cree"

La nueva presidenta de Afotur, Mercedes Calvo. - Foto: A.D.C.

Tras diez años en la Asociación para el Fomento del Turismo en la Ribera (Afotur), Mercedes Calvo ha dado un paso más y ha asumido la presidencia de la organización. Lo hace después de ocupar la vicepresidencia y representando así una línea continuista en el proyecto. Su predecesor, Jesús Tudanca, tampoco abandonará Afotur, sino que pasará a ser secretario. La intención de la asociación es, poco a poco, ir dando paso a una renovación en la dirección que representan los nuevos integrantes de la plataforma. De este y otros temas habla la ya nueva presidenta, Mercedes Calvo.

¿En qué momento decide aspirar a la presidencia de Afotur y qué le ha llevado a tomar esa decisión?

Había que tomar el relevo y la gente no estaba muy decidida. Yo he llevado una serie de temas y siempre me decían, la siguiente tienes que ser tú. La verdad es que con la cantidad de trabajo que tengo no era una cosa que me llevara demasiado a esa presidencia, pero alguien lo tenía que hacer. Entonces como conozco cómo hemos hecho todo lo que son jornadas, eventos… Todo lo hemos gestionado y he sido una parte importante, hemos decidido que fuera yo la presidenta.

¿Cuál es su primer objetivo, el más inmediato, al frente de la asociación?

El objetivo que siempre nos hemos puesto en Afotur es potenciar que venga gente de fuera a conocer nuestro entorno, en este caso, la Ribera. La Ribera que son las cuatro provincias, porque a veces nos olvidamos y pensamos que somos solo Burgos, y no, somos cuatro provincias. Y lo que nos interesa es que la gente haga turismo en nuestra zona, pero nosotros mismos también, porque a veces no nos vamos al pueblo de al lado porque decimos: no hay nada que ver en ese pueblo, y después te encuentras cosas que hacen poner más en valor tu pueblo, o al revés, saber que la comarca es tan sumamente rica que no es necesario marcharnos a Bangkok ni a Rusia para ver cosas maravillosas.

Y más a largo plazo, ¿qué metas se plantea?

Cada año hemos hecho unas jornadas o cursos. En este vamos a centrarnos en una jornada para digitalizar, para que la gente vaya conociendo cómo puede meter todos sus productos en internet y las redes sociales principalmente. Que sepan que no es solamente colgar noticias, sino saber cómo utilizarlas correctamente.

Otro de los objetivos es potenciar la página web, ¿ya está funcionando?

Sí. Lo que pasa es que tenemos una página web que no está funcionando muy bien. Entonces lo que queremos hacer es ser el eslabón que vaya sumando, porque si cada uno vamos por libre no podremos hacer cosas nuevas. Queremos ser integradores, que todo el mundo tenga la oportunidad de decir: en mi pueblo vamos a hacer esto. Entonces nosotros lo vamos a colgar dentro de la web. Por supuesto, tienen prioridad los asociados. También vamos a dar valor a los pueblos y los ayuntamiento que consideren que para no vaciarse tienen que ser atractivos, y la única forma de ser atractivo es que te oigan. Que sepas que existes. Si nadie habla de ti, no existes. 

En una comarca como la Ribera, ¿es importante que las distintas ofertas turísticas se vean como elementos potenciadores y no como competencia?

Eso difícil. A unos les gusta ir a la piscina, a otros a un embalse... Todo eso tiene que ser sobre gustos. Por ejemplo, si todos los de Aranda vamos a las fiestas de Castrillo, lo colapsamos, pero si hay gente que va a Castrillo, otros a Villalba, otros a Silos... Eso es lo que intentamos. La idea de nuestra asociación es que la gente sepa que es lo que nosotros tenemos diferente de otras zonas. Hay un potencial que la gente lo tiene que saber, pero a veces no lo valoramos. Hay que hacer  importante nuestro pueblo, darle una emoción.

¿Y cuál es ese gran potencial que tiene la Ribera?

Tenemos mucho potencial ornitológico. Hay gente de muchos países que viene a buscar algo diferente. Si tienes una bodega y te quieres diferenciar, puedes hacer una visita de  cinco o seis bodegas, pero a la séptima ya estás harto, entonces tienes que intentar mezclar todo eso. Vamos a visitar este entorno, las montañas, pero luego nos vamos a comer a Aranda y luego a tal sitio porque hay un concierto... Históricamente también tenemos importancia. Prácticamente cada siglo tiene un evento importante en la Ribera

¿En qué aspecto cojea más la Ribera a nivel turístico?

Pues que no nos creemos nosotros lo que tenemos, porque la gente de Aranda siempre te dice: es que no hay nada que hacer aquí. Y mira, tienes piragüismo, actividades para jóvenes, actuaciones de todo tipo, teatro en bodegas, eventos en pueblos... Los fines de semana están a tope de actuaciones, es cuestión de ponerse una lista y eso es lo que vamos a hacer nosotros.