El Burgos busca una alegría en Leioa

A.I.A.
-

Último partido del año para el equipo de José María Salmerón en el campo del Leioa (mañana, 17.00 horas) con el reto de romper la racha de cinco encuentros sin ganar

Marcelo se perderá el partido por lesión. - Foto: Jesús J. Matí­as

Despedir el año con una sonrisa y afrontar con más optimismo 2020. Esta situación puede ser una maravillosa realidad mañana si el Burgos gana al Leioa en Sarriena (17.00 horas). El cuadro castellano necesita de un triunfo para romper la racha de cinco encuentros sin ganar -cuatro derrotas y un empate- y, sobre todo, para encarar con más optimismo lo que resta de competición, casi con toda seguridad con nuevos mimbres en la plantilla.
El Burgos se reforzará en el mercado de invierno. Cinco o seis jugadores es la cifra con la que se trabaja en la dirección técnica y la que ha planteado José María Salmerón. Pero hasta que no se abra la puerta de los refuerzos, el Burgos deberá pelear con sus actuales armas y está obligado a ganar.
A solo cuatro puntos de los puestos de descenso, el conjunto blanquinegro se mide al Leioa, una formación que está disfrutando su primera semana fuera de esas posiciones tan peligrosas. Son dos equipos necesitados, que en un principio luchaban por objetivos diferentes, pero mediada la campaña son exactamente iguales: no caer en zona de descenso.
El Burgos ha trabajado bien toda la semana. Ha permanecido ajeno a la llegada del director deportivo, Michu, y, especialmente, a todos los rumores sobre altas y bajas. Se han centrado en trabajar para ganar y en conseguir una victoria que les libere del sufrimiento en el que están inmersos.
Por su parte, el Leioa estará un poco más cansado tras haber jugado a mitad de semana su partido de Copa del Rey. Cayó en Cartagonova por 4-1 ante el Cartagena. A pesar de esta derrota, en las filas de Jon Ander Lambea el ambiente es muy optimista. Haber escapado de la zona de peligro les ha aportado una cierta dosis de tranquilidad, con la que afrontarán el encuentro de esta tarde. Su entrenador asegura que están en línea ascendente y que su lucha se centra en «afianzarnos y luchar para evitar el descenso». Jugadores aguerridos y acostumbrados a jugar sobre un césped muy blando, entre los que destacan dos exburgalesistas: el centrocampista Jon Madrazo y el delantero Lander Yurrebaso, que ya lleva 7 goles anotados.
Por lo que respecta al Burgos, Salmerón no podrá contar con los lesionados Pizzorno y Marcelo. Apenas han entrenado esta semana debido a molestas físicas. A estas dos ausencias hay que añadir las de Kleber y Minutella por decisión técnica. Lo mejor, el regreso de Córdoba, que vuelve a su casa, y de Indiano. Han cumplido la sanción y están preparados para cerrar el año con alegría.