El alcalde augura que llegarán a Burgos más de un centenar de refugiados

C.M. / Burgos
-
Familias sirias a su llegada a una estación de tren de Alemania. - Foto: Bernd Settnik (EFE)

Instituciones y congregaciones religiosas ofrecen al Ayuntamiento instalaciones que no usan para poder ubicar a las familias

El alcalde, Javier Lacalle, auguró ayer que se espera la llegada a Burgos de más de un centenar de refugiados dentro del reparto que hará el Gobierno central entre las diferentes localidades españolas en los próximos días.
Lacalle reiteró la necesidad de coordinación entre las diferentes instituciones y las organizaciones no gubernamentales más próximas a este colectivo antes de su llegada e, incluso, subrayó la necesidad de contar con la colaboración de voluntarios. «Calculamos que inicialmente podrían ser más de un centenar, de modo que con una coordinación global se podrá hacer un trabajo importante para que todo esté preparado cuando lleguen», precisó.
Paralelamente, varias entidades, colegios y congregaciones religiosas han ofrecido al Ayuntamiento instalaciones que no utilizan para acoger a los refugiados. Aunque Lacalle rehusó a dar más detalles, aseguró que tras postularse Burgos como ciudad de acogida se han recibido numerosas llamadas para la cesión de algunas dependencias. «Agradezco la colaboración tan directa sin haber realizado ninguna petición».

La Diócesis se suma

Ante la reciente petición del Papa Francisco a todas las parroquias, conventos y santuarios de la Iglesia católica en Europa para que acojan a familias de refugiados, la Diócesis de Burgos se suma a la misma aunque considera que no le corresponde tomar la iniciativa.
El vicario general, Andrés Picón;el delegado episcopal de Cáritas, Fernando García Cadiñano;, y el responsable de la Mesa Diocesana de Pastoral con Emigrantes, José Luis Lastra, mantuvieron ayer un primer contacto. Por el momento, pondrán a disposición de las instituciones casas parroquiales y pisos vacíos a la espera de que se concreten las necesidades.
Finalmente, el Pleno del Ayuntamiento aprobará el viernes una proposición conjunta de todos los grupos políticos para que Burgos acoja a refugiados de países en guerra. El texto conjunto se cerrará entre hoy y mañana con las diferentes aportaciones, según acordó ayer la Junta de Portavoces.
A la reunión llegaron hasta tres propuestas, que plantearon PP, PSOE e Imagina. El portavoz socialista, Daniel de la Rosa, reprochó al equipo de Gobierno que antes de anunciar la proposición no hubiera contactado con el resto de los grupos para proponerla de manera conjunta desde el principio.