La venta de suelo de Rottneros a Praedium se paraliza

Ó.C.
-

El administrador concursal del conflicto de la antigua papelera ha pedido al juzgado que anule la petición por la falta de respuesta, para poder estudiar otras ofertas

La venta de suelo de Rottneros a Praedium se paraliza - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Fue una petición que sembró esperanza pero ahora está cerca de desvanecerse. Se trata de los terrenos de Rottneros en los que se fijó en 2018 Praedium, empresa que se hizo con el control de Montefibre, y cuya intención era comprar unos 600.000 metros cuadrados de la antigua papelera para incorporarlos a las instalaciones, al ser zonas anexas. Hace poco más de un año los juzgados dieron el visto bueno y el administrador concursal del conflicto abierto con el cierre de Rottneros empezó la tramitación. Pero Montefibre ya se encontraba en plena adecuación hacia la fibra de carbono, por lo que a pesar de mantener el interés pidió una demora en los plazos. Para concederlo se pidió una señal o una muestra de que el interés era real. Esto nunca llegó y ahora se han iniciado los trámites para pedir que se anule la oferta y empezar a estudiar otras.

Fuentes sindicales explican la situación ante la falta de acuerdo con Praedium, que en su momento fue quien realizó la petición para hacerse con los terrenos. El caso empezó mal puesto que un error en el juzgado dilató que se diera el visto bueno por el cual se iban a ingresar cerca de cinco millones de euros. Con ese dinero los antiguos trabajadores de Rottneros iban a recibir el 40% de lo que todavía se debe a 160 empleados que se quedaron en la calle cuando cerró en 2009. De momento solo han cobrado un 10% y por eso ven con buenos ojos que se pase página y se estudien otras opciones.

Primero aclaran que el juzgado aprobó la oferta, lo que no significaba una reserva para la adquisición, pero se indica que "se tiene que anular esta oferta" para pasar a otras. Ahora se está en este punto y se remarca que "es el juzgado quien tiene que decir la última palabra", aunque tal y como se han producido los acontecimientos se espera que se ratifique la postura de la administración concursal.

"Hay varias ofertas", se remarca por parte de fuentes sindicales, y de hecho cuando se presentó la de Praedium para Montefibre por los 600.000 metros cuadrados se expuso que para parte de ese espacio también se había interesado la Terminal de Contenedores Miranda (TCM). Por este motivo entre ambas firmas se llegó a un acuerdo para satisfacer los intereses de las dos partes. A pesar del retraso, los responsables de la terminal logística nunca se han posicionado para no interceder en el crecimiento de Montefibre, que acaba de recibir 11,5 millones de euros del Reindus para desarrollar una línea de carbonización única en el país, lo que concentra todos los esfuerzos de la planta.

Al margen de los que sucede con sus vecinos, la expansión de la TCM se mantiene y hace un par de semana se anunció la ampliación del tráfico de mercancías con el puerto de Barcelona y la expansión hacia Portugal, país con el que se tiene una conexión directa. Por este motivo habrá que ver si una de las ofertas que hay sobre la mesa es la de esta empresa, que ya está instalada en los antiguos terrenos de Rottneros y que podría tener una ampliación.

Otra de las posibilidades que se han barajado públicamente para los terrenos de la papelera es el vial de conexión entre la TCM y el polígono de Ircio. El tercer carril a través de la carretera de Logroño cuenta con inconvenientes técnicos por los restos de Arce Mirapérez y la protección que tienen los terrenos, por lo que la opción de habilitar una conexión por Rottneros gana fuerza. Ante esto, por parte de los antiguos trabajadores se pide que "hay que considerar por dónde y cómo se hace para no partir el terreno por el que pueda haber ofertas y que se paralicen".