A Icomos con Las Llanas y Gamonal en la agenda

Á.M.
-
Recreación de la plaza con el proyecto que se pretende ejecutar - Foto: AU Arquitectos y AJO Arquitectos

El primer viaje del alcalde De la Rosa será a Madrid acompañado de los redactores del proyecto del entorno de la Seo y de técnicos municipales

Todas las secciones del Ayuntamiento de Burgos implicadas en la revisión del proyecto lo consideraron procedente. La comisión regional de Patrimonio, organismo cuyo dictamen afirmativo es preceptivo para poder actuar en entornos y edificios protegidos, también. Pero Icomos, un organismo no vinculante que actúa como asesor de la Unesco dice que no, que los dos elementos más destacados del proyecto para reformar Las Llanas ponen el riesgo la identidad del espacio en cuestión.

Los dos problemas que ven los ‘asesores’ están en los báculos de las luminarias que marcan el espacio históricamente ocupado por el edificio cuya desaparición desnudó una medianera en la Llana de Afuera y en la disposición de la futura plaza en varias alturas (las actuales, de hecho) para evitar el ‘efecto paredón’ del muro de Fernán González. Podrían haber abreviado en Icomos y haberse limitado a pedir un nuevo empedrado de la calle, pues, desprovisto de esas dos ideas, el proyecto no va mucho más allá.

Si la negativa no es observada, se abre el capítulo de las amenazas. A saber, ir corriendo a la Unesco a pedir que se retire el título de Patrimonio de la Humanidad a la Catedral, algo jamás sucedido antes. Y todo a pesar de que en ocasiones anteriores se han ejecutado obras tan contundentes -o mucho más- sin pedir ni siquiera opinión a Icomos. Fue el caso de la plaza del Rey San Fernando y Asunción de Nuestra Señora. Es más, Las Llanas es la única área urbana perimetral de la seo que no se ha reurbanizado en los últimos años, empezando por La Paloma y terminando con Fernán González.

En las postrimerías del anterior Ejecutivo, el gobierno del PP decidió que, esta vez sí, iba a preguntar a Icomos y, además, plegarse a lo que dijera. Contestó al comité asesor que mantendría Las Llanas en «el lamentable estado actual». Todo con la celebración del VIII Centenario del inicio de la construcción de Santa María a la vuelta de la esquina. Sonó a ‘que pase el siguiente’.

 

CARA A CARA. El siguiente ha resultado ser Daniel de la Rosa. El actual alcalde anunció recientemente que su ejecutivo no renunciaría en modo alguno a acometer la reforma integral de Las Llanas y que contactaría con Icomos para tratar de desbloquear el proyecto. Pues bien, De la Rosa no sólo ha urgido esa reunión, sino que la ha situado en su agenda en las primeras horas después de los sampedros y será él mismo quien encabece la comitiva que se desplazará a la sede madrileña de Icomos.

Será el martes de la próxima semana cuando el alcalde, uno de los arquitectos del proyecto (Félix Escribano) y el jefe de Planeamiento del Ayuntamiento de Burgos se reúnan con el organismo para tratar de alcanzar una solución consensuada. Cabe recordar que, en el caso de los báculos previstos en el proyecto, ya fueron modificados y suavizados a petición de la comisión regional de Patrimonio. La proximidad de 2021 también hace perentoria la intervención en el que es sin duda el espacio más degradado del perímetro catedralicio.

Aprovechando el encuentro, el alcalde quiere poner sobre la mesa la problemática del pueblo antiguo de Gamonal. Sobre él también pesan importantes restricciones a los propietarios ya que está afectado por la proclamación de Patrimonio de la Humanidad del Camino de Santiago. De la Rosa quiere plantear a la Junta de Castilla y León una suerte de ARU que, contando con los propietarios, sirva para poner en valor la reconstrucción de un poblado en el que ninguna iniciativa pública ha servido para algo.