El Casco Viejo pide medidas contra el repunte del vandalismo

R.C.
-

En las últimas semanas han roto lunas de coches, quemador contenedores y forzado una lonja

El Casco Viejo pide medidas contra el repunte del vandalismo

Dos lunas de coche rotas y un contenedor quemado con apenas unos días de diferencia son los sucesos que han colmado la paciencia de los vecinos del Casco Viejo, que reclaman medidas para evitar que estos hechos vandálicos, que en los últimos tiempos se repiten con relativa frecuencia, sigan alterando la tranquilidad del barrio. Los ataques casi siempre se producen en las inmediaciones del parque de Las Josefinas ya que es una zona poco transitada y en la que estacionan muchos vehículos. No es raro que alguno amanezca con el retrovisor roto, pero recientemente dos han sufrido daños mucho más graves "sin que les hayan robado nada", aseguran los vecinos. También hace unas semanas forzaron la puerta de una casa en la que se guardan herramientas y en las paredes es frecuente que aparezcan pintadas cada poco tiempo. Ante esta situación, la asociación vecinal piden que se adopte alguna medida, solicitud que trasladarán por escrito al Ayuntamiento. Entre las que se barajan está la de pedir que la patrulla policial pase con más frecuencia por las noches y sobre todo colocar cámaras en la zona del Conservatorio. "Si en otros barrios ya han puesto soluciones a los problemas que generan este tipo de comportamientos incívicos, porqué aquí no", se interroga el presidente Daniel García, quien asegura que los vecinos están abierto a cualquier propuesta que permita poner fin a este repunte de actos delictivos. Muchos residentes en el barrio coinciden en señalar que las discotecas móviles que el Ayuntamiento organiza en fiestas en la plaza de España son un detonante que agrava el problema. "Esas noches siempre hay desperfectos en la persiana de algún local, orines por las esquinas o vidrios rotos", aseguran los propietarios de establecimientos del barrio. Hace no mucho "incluso rompieron un árbol" y este último sábado se produjo la quema de un contenedor. Desde entonces la basura se acumula en la acera. "No nos oponemos a este tipo de actividades pero creemos que no siempre se deben hacer las discomóviles en el mismo barrio, primero porque lo estigmatiza como lugar al que únicamente se va de fiesta cuando otras zonas disfrutan de otros eventos culturales, y segundo porque acaban generando molestias siempre a los mismos", señalan. No es la primera vez que solicitan al Ayuntamiento que "rote la discomóvil por los barrios de o que la haga en un sitio preparado"