scorecardresearch

Sacyl tendrá el tercer búnker de biocontención más avanzado

SPC
-

La Consejería invertirá casi cuatro millones en esta nueva UCI destinada a tratar infecciones de alta contagiosidad, como el ébola, y que se ubicará en el Hospital Río Hortega de Valladolid

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, visita las obras de la unidad de aislamiento de alto nivel en el Río Hortega. - Foto: Dos santos (Ical)

Castilla y León contará a partir de septiembre con la tercera unidad de biocontención o de aislamiento de alto nivel (UAAN) más avanzada de España, junto con las de los hospitales Gómez Ulla y Carlos III de Madrid. Esta nueva UCI de referencia para toda la Comunidad, que dispondrá de diez camas y estará situada en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, supondrá una inversión de casi cuatro millones de euros, 2,7 para las obras y 1,2 para equipamiento. La unidad está dirigida a prestar una atención de calidad en un entorno «amigable», que no aporte más sufrimiento del necesario, pero también seguridad a los pacientes y sanitarios que atiendan infecciones de alta contagiosidad, derivadas de la globalización como la Fiebre Hemorrágica de Crimea Congo, el ébola, el virus MERS y la covid-19, pero también emergencias por alertas nucleares, biológicas, químicas y radiológicas.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, presentó ayer el proyecto de construcción de esta nueva unidad de aislamiento de alto nivel de Castilla y León, cuyas obras comenzaron este viernes en un espacio del Río Hortega que se encontraba vacío junto a la UCI y el área de quemados, debido a que se reservó para atender nuevas demandas derivadas del aumento de la cartera de servicios. En ese sentido, Casado destacó que se trata de un «día histórico» y un paso adelante que surge como respuesta a las «lecciones aprendidas» en esta «terrible» pandemia de la covid-19, que a su juicio ha demostrado la necesidad de contar con unidades especializadas. Así, insistió en que en este momento hay que estar «preparados para el futuro» y para la etapa postpandemia, en la que recalcó el sistema debe dar salida a las patologías no covid.

Por su parte, el jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital, Pedro Enríquez, insistió al igual que la consejera que la pandemia no ha terminado y, como ejemplo, señaló que ayer se había producido un ingreso de una paciente que tuvo que ser entubada. Por ello, destacó que la nueva unidad aporta un «plus» para estar mejor preparados y destacó que la mejora de la organización de recursos permitió reducir la mortalidad en las UCI del 40 al 20%, junto a otras medidas, como los tratamientos.

El doctor destacó que cualquier medida que se tome antes puede parecer exagerada, pero recalcó que las que se tomen después del evento, serán siempre insuficientes, por lo que abogó por estar mejor preparados para el futuro, lo que a su juicio no es incompatible con otras prioridades. Además, apuntó que la ciencia se ha quedado por detrás de otras cuestiones y es algo que debe recuperar terreno.

En su opinión, la unidad deberá poder adaptarse en dos horas para atender una emergencia y, al ser de referencia para toda la Comunidad, podrá dar soporte a enfermos covid si esta patología se mantiene como una enfermedad recurrente y estacional, para ingresar enfermos que necesiten cuidados intensivos.

Características

Este ‘búnker’ contará con una superficie total de 813 metros cuadrados y dispondrá de una decena de puestos de atención de pacientes. Además, está dotada de soluciones de infraestructuras e ingeniería que garanticen la seguridad de los trabajadores. En ella se podrá atender a personas con diferentes niveles de gravedad, incluyendo aquellos que requieran medidas de soporte vital y sistemas de oxigenación extracorpórea. Así, ofrecerá una asistencia multidisciplinar en la que estarán implicados profesionales de varios servicios.