Habrá sanción para las furgonetas que invadan el carril bici

F.L.D.
-

Blanca Carpintero asegura que incidirán en el tramo de esta calle, frecuentemente ocupado por tráilers y furgonetas, debido al perjuicio que causan a los ciclistas, quienes llevan tiempo denunciándolo

Un transportista impide el paso en la vía ciclista. - Foto: Alberto Rodrigo

Probablemente el colectivo que más agravio siente con la entrada en vigor de la Ordenanza de Movilidad es el ciclista. No en vano, los dos últimos domingos se han concentrado en la Plaza Mayor cientos de personas en protesta de la norma, en lo que llamaron "el funeral por la bici" y la 'jornada de luto'. Y ya no es solo que consideren que el texto les perjudica, sino que, además, entienden que en cierta manera se les ha señalado con la campaña divulgativa, pues se ha basado en advertencias de sanciones en caso de incumplimiento y no se ha hecho lo mismo con los vehículos.

Varios usuarios han mostrado su malestar por el hecho de que aún no se haya erradicado la invasión de algunos camiones y furgonetas en el tramo del carril que pasa por la avenida de La Paz. La concejalía de Seguridad Ciudadana ya ha recogido el guante y ha prometido multar a todo aquel vehículo que lo ocupe ilegalmente.

La responsable de este área, Blanca Carpintero, ya ha recibido varias quejas en este sentido, por lo que asegura que va a ser una cuestión que comentará en el seno de la Policía Local "para regular esta situación porque es imprescindible". También el alcalde, Daniel De la Rosa, hizo mención a este tema cuando un ciudadano se lo hizo saber en Twitter. "Una furgoneta no puede aparcar ahí porque invade claramente el carril bici. Eso nada tiene que ver con la nueva Ordenanza, es algo que ya se tenía que respetar incluso antes de su aprobación", subrayó. 

Ciclistas que pasan por allí a diario celebran que se vaya a sancionar a vehículos que ocupen este tramo, aunque algunos, como Raúl Alonso, se muestran algo escépticos: "Ya estoy un poco resignado porque hay incluso repartidores que cuando les dices algo te responden que ellos tienen que trabajar y que me aguante. Ojalá se lleve a efecto". 

En el extremo opuesto está Julio, trabajador de una empresa de construcción que culpa al Ayuntamiento de "hacer el carril muy pegado al aparcamiento", pues provoca que "nosotros no podamos descargar sin molestar a las bicis".