scorecardresearch

El tiempo vuela, el trauma se queda

Agencias
-

Maggie Civantos protagoniza 'Express', la serie que Starzplay estrena mañana. La historia invita a reflexionar sobre la desigualdad de clases sociales y la rapidez con la que se mueve el mundo

La democratización del crimen, el aumento de la diferencia en las clases sociales y la rapidez con la que se mueve el mundo queda plasmada en Express, una nueva serie española que demuestra que no hay barreras culturales en lo audiovisual, y que llega este domingo a la plataforma de Starzplay.

«(Mi reflexión) es que no hay que esperar una pandemia para que nos paremos, es algo que tenemos que hacer porque la sociedad va a un ritmo que no es natural ni sano», cuenta su protagonista Maggie Civantos en su visita a México.

Superviviente de un secuestro exprés, Bárbara, una psicóloga y criminalista, crea y lidera un equipo que busca combatir a ese tipo de delitos. «(Interpretar a Bárbara) fue bárbaro, tremendo. El personaje está en un momento concreto de su vida, no es solo ella sino el momento en el que está que todo se le derrumba», añade la conocida intérprete, también protagonista de la serie Vis a vis (2015).

El actor mexicano Bernardo Flores forma parte de ese equipo inusual bajo el nombre de Leo Malasangre, quien da vida a un rebelde delincuente que, aunque preso por haber participado en 15 secuestros exprés, ayudará con su experiencia a todo el grupo. 

«Yo lo visualizo como si fuera un perrito que vive en la calle desde chiquito, que lo dejaron solo y que ha tenido que conseguir el alimento a mordidas y ha tenido que pelearse con otros perros», relata Flores. En el momento en el que llega Bárbara, «le tiende la mano con comida, pero lo primero que hace un perrito es morder porque no sabe si lo vas a atacar o ayudar», ahonda sobre su personaje.

De esta forma, Bárbara será para Malasangre el consuelo y la mano cariñosa que le ayudará a reflexionar sobre ciertas cosas de su vida, pero no será sencillo por la tensión entre ambos durante toda la temporada de la esperada ficción de Starzplay.

 Ambientada en un mundo en el que todo se mueve con tanta rapidez que dificulta la comunicación entre las personas, Bárbara y su eqiupo intentarán entender por qué fue víctima de un secuestro y cuál es el origen de tanta violencia criminal en su universo.

«La serie se escribió antes de la pandemia, pero a nosotros nos ayudó a potenciar lo que contábamos la diferencia de clases que se ha agravado durante la pandemia», revela en la entrevista el productor Antonio Sánchez.

«Nuestra intención no era hacer una serie sobre secuestros sino hablar de la velocidad que llevan nuestras vidas. La comida es exprés, los divorcios son exprés, las relaciones lo son, el sexo lo es y después de la pandemia las clases sociales se han dividido mucho», explica, por su parte, Iván Escobar, creador de la producción.

Su mayor consternación al tratar el tema fue la inminente «democratización del crimen» al retratar a un grupo de jóvenes que deciden realizar un secuestro de forma «casual» y sin consternación. «Cuatro chavales bebiendo cervezas un domingo por la tarde con un coche deciden hacer una locura por dinero, nos preocupa la manera en la que el delito se ha democratizado y que esto nos puede pasar a cualquiera», explica el creador.

 

Relatos de mujeres

Con Express, Civantos, que también participó en Vis a Vis, regresa a colaborar con Escobar. En ese proyecto el guionista llegó a conclusiones sobre el retrato femenino en las ficciones que hoy le parecen fundamentales, urgentes y naturales a la hora de crear narrativas. «Antes éramos hombres escribiendo de mujeres, ahora son fundamentales las mujeres escribiendo de mujeres, el tema es que tiene que llegar a todas las escalas, desde la dirección, la producción ejecutiva, el guion, y lo intentamos en nuestra productora», confiesa.

Además, celebra el fenómeno del entretenimiento a causa de la globalización que es la diversidad cultural y la posibilidad de tener un elenco internacional. «Tenemos un protagonista mexicano, otro argentino, la barrera idiomática, étnica y cultural ya no existe, las series son globales y nos da igual si nos sorprende un coreano, un chino o unos americanos porque lo que exigimos son buenos personajes y buenas historias», concluye Escobar.

ARCHIVADO EN: Secuestros, México