Finaliza la mejora en los quirófanos del Santiago Apóstol

Ó.C
-

La Junta renueva las paredes, techos y suelos de este servicio del hospital. Mañana tomarán muestras para comprobar que la zona no está contaminada y arrancar con las operaciones el próximo lunes

Finaliza la mejora en los quirófanos del Santiago Apostol - Foto: Óscar Casado

Septiembre sirve para retomar el pulso tras las vacaciones de verano. Esta es la situación que se vive en el arranque de este mes en la zona quirúrgica del Santiago Apóstol, donde se han desarrollado obras de mejora en julio y agosto. La actuación se da por terminada y ahora solo queda un último análisis para comprobar que el área de quirófanos no está contaminada y retomar la actividad el próximo lunes.

Esta es la previsión que anuncia el representante de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández Mardomingo, que aclara que en la jornada de ayer se desinfectó este espacio del centro hospitalario. Un paso fundamental desde el punto de vista de la seguridad para conseguir que sea una zona limpia de cualquier microorganismo y acabar con una situación que se arrastra desde finales de 2018 en hospital comarcal. De esta manera solo queda el último control para comprobar que todo está dentro de los parámetros establecidos.

"Mañana miércoles los del servicio de Medicina Preventiva tomarán muestras para ver si está todo bien", destaca el responsable de la administración regional, que añade que en caso de que el análisis refleje que está todo correcto se empezaría con la actividad en la zona quirúrgica "previsiblemente y si no hay ninguna novedad" el lunes 9 de septiembre.Lo que sí que se conoce con seguridad son las medidas completadas en esta "primera fase", en la que la Junta de Castilla y León ha invertido 210.000 euros. Con este dinero se ha procedido a "la renovación de los techos, el suelo y las paredes", indica el representante de la Junta en la provincia.

La sustitución se ha realizado para evitar "la contaminación" que existía en el área quirúrgica, por lo que se remarca que se han instalado nuevos materiales que harán más difícil la supervivencia de los microorganismos, que puedan impedir el desarrollo habitual en los quirófanos.

Esto es lo que se ha hecho pero lo que queda pendiente para una segunda actuación es la renovación del sistema de climatización. Una mejora prevista puesto que "el problema de los quirófanos de Miranda es que están todos interconectados, de tal manera que cuando tienes contaminación en uno tienes que cerrar todos", asume Fernández Mardomingo. Por este motivo, la idea es instalar sistemas de climatización individuales para que "si tienes un problema en el quirófano uno cierras solo ese y trabajas en el dos y en el tres", aclara el responsable regional.Sobre cuándo se puede realizar esta mejora, la intención que se tiene es poder acometer la nueva obra el próximo verano.

Así lo explica Fernández Mardomingo, que espera que con las mejoras realizadas este verano se puede mantener la actividad con normalidad. Pero si no es así y los problemas persisten "la segunda fase" se tratará de adelantar en el tiempo, aunque se asume que la zona quirúrgica "se tendría que cerrar durante unos meses", por lo que se tendría que reducir el número de operaciones.A la espera de comprobar si el cambio realizado es suficiente, con lo que sí que se podrá contar es con el paritorio que se habilitó para poder dar servicio en los dos meses en los que se han cerrado los quirófanos.

En este punto se actuó en primer lugar y fue en junio con la renovación de las lámparas quirúrgicas, los techos del pasillo y la iluminación de los accesos. Todas estas mejoras estaban incluidas dentro de los 210.000 euros invertidos por parte de la Junta este verano en el Santiago Apóstol.