Una bodega con vistas

J.C.O. / Aranda
-
La comitiva municipal comprueba cómo la importante gotera que había en la zarcera ha desaparecido prácticamente y apenas deja una pequeña mancha en el suelo. - Foto: DB

El Ayuntamiento reabre a las visitas la Bodega de Las Caballerizas tras someterla a una profunda intervención • En esta nueva fase compartirá su uso con la Peña Piñana y acogerá actos municipales de ámbito turístico y cultural

La Bodega Municipal de las Caballerizas de la capital ribereña vuelve a reabrirse a las visitas tras haber sido sometida a una intensa a actuación enfocada fundamentalmente a acabar con los problemas de humedades que presentaba y que hacían peligrar algunos elementos estructurales.
En esta nueva etapa el Ayuntamiento va a compartir con la Peña Flamenca Piñana, a la que cedió estas instalaciones como sede en  2005, el uso de la bodega que, a partir de ahora, pasará a acoger la celebración de algunos actos municipales de ámbito turístico y cultural. De hecho en una de sus naves se ha instalado una iluminación especial a base de fluorescentes con el fin de que pueda acoger catas de vinos.
Unas dependencias a las que, según puso de manifiesto el concejal de Turismo, Alfonso Sanz, se pretende sacar partido como centro polivalente dada la peculiaridad de estas galerías subterráneas, ya que es la única bodega de la intrincada red que horada el casco histórico arandino totalmente accesible gracias a la existencia de una segunda entrada situada en la ribera del río Bañuelos, que enlaza directamente con los túneles, sin necesidad de recorrer la estrecha escalera de la entrada desde la calle Cascajar.
Una delegación de la corporación municipal integrada por la alcaldesa, Raquel González, el propio Alfonso Sanz, las concejalas del equipo de gobierno Celia Bombín y Azucena Esteban, el edil de UPyD, Javier Ávila, y  una representación de la Peña Piñana, con su presidenta Carmen Montero , pudo comprobar ayer con satisfacción el resultado de unas obras que han supuesto una inversión de 68.000 euros.
Además de solucionar algunas filtraciones de agua provenientes  del Centro de Día Arco Pajarito y de las calles del entorno, si bien aún resta atajar otras detectadas que origina el jardín privado de un edificio de viviendas, la rehabilitación se ha centrado en consolidar la zarcera y los arcos. Además se ha renovado la instalación eléctrica y se ha aprovechado para aplicar con gran éxito, ya que el resultado es espectacular, un tratamiento de ácido en algunos muros, refuerzos y arcos de hormigón realizados en una desafortunada actuación de hace décadas con el fin de disimularlos al adquirir un logrado tono terroso.
Para completar la intervención aún resta instalar junto al acceso desde la orilla del río un servicio adaptado para minusválidos.
La puesta de largo tendrá lugar esta primavera durante la Noche de Ronda (Noche Blanca), celebración durante la que acogerá tanto actividades del Ayuntamiento como, previsiblemente, de la propia Peña Flamenca Piñana.

Las Ánimas, en espera

A lo largo de los próximos meses Las Caballerizas va a ser la única bodega municipal que va a poder visitar ya que la de Las Ánimas, reconvertida en museo donde se recrean elementos arquitectónicos, así como diferentes actividades y trabajos relacionados con la elaboración tradicional del vino en la Ribera del Duero, está a expensas de culminar también un proyecto de rehabilitación para solventar un grave problemas de filtraciones de agua que le amenaza y cuya complejidad va a obligar a ampliar la partida presupuestaria prevista.
Sanz explicó que, tras  haber  acabado con diferentes puntos generadores de humedad, tanto públicos como privados, será necesario levantar la vía pública para tratar de localizar una fuga existente en la red de saneamiento.