Las obras en Ramón y Cajal obligarán a reordenar el tráfico

Ó.C
-
Las obras en Ramón y Cajal obligarán a reordenar el tráfico

El Ayuntamiento lanza el mensaje de que empezará esta semana a informar a los vecinos y comerciantes afectados por los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses

«Es una calle complicada por el tráfico». Esta es una de las primeras ideas que transmitió la alcaldesa, Aitana Hernando, sobre las obras que se van a acometer en una de las principales travesías de la ciudad. Se trata de Ramón y Cajal, cuya mejora va a obligar a cortar el tráfico en una de las calles con más tránsito y, que además, cuenta con un importante tejido comercial. Por este motivo, la máxima responsable municipal quiso aclarar tanto a los vecinos como a los establecimientos que se van a ver perjudicados que antes de que arranquen los trabajos se les informará «bien» de cuáles serán los pasos a seguir. Un proceso de aclaraciones que arrancará la próxima semana, como paso previo a esta importante mejora en la que el Ayuntamiento va a invertir 361.000 euros.
Esta cantidad se va a destinar a los trabajos que afectarán a un segmento comprendido desde San Agustín hasta la calle El Cid, aunque hay una parte que será solo una zona de acopio. Más de doscientos metros que, como explicó el concejal de Obras, Adrián San Emeterio, obligará a reordenar el tráfico, afectando también a la línea de autobuses urbanos que une El Lago con el hospital. 
En este sentido, la fecha que se ha fijado por parte del concejal responsable para arrancar con la mejora es el lunes 18 de marzo, momento en el que «probablemente sea el cierre definitivo», avanzó. No obstante, por su parte San Emeterio resaltó que «hemos tenido una reunión previa y se hará otra para empezar a establecer los cortes de tráfico, el autobús y todo lo que afecte al tránsito».
Lo que sí que se ha planteado como alternativa a uno de los problemas que se pueden crear es la habilitación como párking gratuito de la parcela de las barracas. Una medida que la propia Hernando matizó que puede ser una solución para un garaje de una comunidad de propietarios que se verá condicionada por los trabajos «Queremos que se puedan organizar», confesó Hernando, que reconoce que «ya que las personas afectadas por el garaje van a tener que sacar sus coches, queríamos que tuvieran un lugar más, que no está al lado de sus casas, pero por lo menos se dispone de un espacio público más».
La mejora para esta importante calle tiene un plazo de ejecución de seis meses, aunque por parte del concejal de Obras se indicó que se espera que la calle no esté tanto tiempo cerrada al tráfico y se irá habilitando para diferentes usos, en función de cómo vayan transcurriendo los trabajos que se han previsto. 
Además, el concejal apuntó que la mejora se irá haciendo por fases, al igual que se está realizando en Juan Ramón Jiménez. En este sentido, San Emeterio recordó que el tramo en el que se trabajará será entre San Agustín y Francisco Cantera. No obstante, al ser esta última peatonal, la situación se complica más, por lo que los trabajos obligarán a ampliar la zona de obras hasta la próxima calle de El Cid, para que por esa parte puedan entrar y salir los vehículos de la empresa Tecyr para acopio, hacer los trabajos necesarios de movimiento de tierras y llegada de materiales.
En esta obra, el Ayuntamiento va a acometer la adecuación principalmente de dos aspectos: el pavimento y los suministros. Por esto se realizarán trabajos para actualizar en esta céntrica zona tan el abastecimiento, los saneamientos y el alumbrado. Estos trabajos se han conseguido financiar gracias a los 3,1 millones de superávit que se consiguieron en el presupuesto de 2017. Además hay que tener en cuenta que el precio de inicio era de 473.000 euros y en el concurso se logró rebajar esta cantidad en 112.000 euros.