Juegos Reunidos en la consola

Sara Borondo
-

Una colección de entretenimientos para todos que puede llevarse a cualquier parte

Juegos Reunidos en la consola

Los juegos han acompañado al ser humano siempre, desde la prehistoria hasta la más moderna tecnología actual. Cada región del mundo tiene sus propios entretenimientos, aunque algunos se han convertido en patrimonio universal. 51 Worldwide Games da la oportunidad de disfrutar en Switch de aquellos que el jugador seguramente conocerá como dominó, el cinquillo (aquí llamado sietes ya que utiliza una baraja francesa) o ajedrez y otros que proceden de lugares distantes como el carrom popular en India o el mancala africano.
Aunque los 51 juegos están disponibles desde el principio, existe la opción de ir descubriendo cómo funcionan a través de unos ‘expertos’ que van apareciendo en un globo terráqueo que hay en el menú principal. La recopilación que ha realizado Nintendo recuerda a los Juegos Reunidos, casi siempre de la casa Geyper, que había hace algunas décadas en la mayoría de las casas que se sacaban habitualmente en las reuniones familiares y ofrecían múltiples juegos, aunque algunos tableros no se utilizaban casi nunca porque nadie sabía las normas ni tenía paciencia para leer las instrucciones. 
51 Worldwide Games aprovecha la interactividad para explicar al jugador esas mecánicas y abrir así el abanico de posibilidades para elegir con qué pasar un rato. Con la intención de que sea más ameno ese aprendizaje, cada juego tiene una presentación en la que intervienen dos adultos y dos niños narrando en un vídeo el funcionamiento básico del juego y también hay una explicación somera a la que se puede acceder en cualquier momento para consultar las reglas. Es una decisión inteligente que hace que 51 Worldwide Games sea más accesible y anima a probar juegos tan complejos como el mahjong japonés o las cartas hanafuda (no hay que olvidar que Nintendo nació como fabricante de este tipo de barajas).
Uno de los puntos fuertes del juego es que se adapta a las circunstancias del jugador, los más pequeños o inexpertos pasarán un buen rato con juegos sencillos de cartas como colita de cerdo o la versión simplificada del parchís que es Ludo, pero hay otros como Shogi que suponen un reto mental, los amantes de los reflejos pueden recurrir al boxeo y no faltan dos variantes de solitarios de cartas. Sea cual sea la circunstancia y las características de los jugadores, siempre habrá algún juego que sea adecuado.
Jugar en solitario es útil para ir aprendiendo las mecánicas de los distintos juegos y practicar, ya que se puede elegir la dificultad de la inteligencia artificial e ir así consiguiendo medallas en cada juego o desbloquear algunos extras, pero otros juegos son mucho más divertidos en multijugador. Pueden participar hasta cuatro personas en una misma consola (dos si solo utilizan la pantalla táctil de la misma) y para el multijugador local hay dos opciones: cada uno con su consola (y hay incluso una versión para cuando solo una de las consolas tiene el juego instalado) o colocándolas todas juntas en modo tatami para, por ejemplo, crear circuitos más largos en las carreras de coches o ampliar el teclado de un piano que se incluye como complemento a los 51 juegos. En el multijugador online se pueden organizar partidas privadas o jugar contra jugadores de todo el mundo.
51 Worldwide Games es una selección cuidada que se ha llevado a la consola con gusto y pensando en el jugador. Es uno de esos juegos que vienen bien en cualquier circunstancia.