Los jueces de Burgos tendrán test pero los funcionarios no

F.L.D.
-

El Poder Judicial facilitará la prueba serológica a los magistrados, mientras los trabajadores pelean con el Ministerio por conseguirlas. El lunes tendrá que asistir el 30% de la plantilla

La nueva normalidad no volverá a los juzgados hasta dentro de unas semanas. - Foto: Luis López Araico

En justicia nunca ha llovido a gusto de todos, pero desde la llegada del virus y el consiguiente plan de desescalada algunos colectivos están viendo cómo las gotas van más hacia un lado que al otro. La cuestión no se limita a quejas o rencillas entre jueces, abogados, procuradores o funcionarios, sino que va más allá. Se trata de que en un engranaje de muchas piezas la coordinación entre todas se hace clave, y eso es algo que no parece que vaya a suceder cuando los juzgados comiencen a funcionar. Por lo pronto, la semana que viene está previsto que entre un 30% y un 40% de las plantillas públicas vuelvan al trabajo. Sin embargo, los sindicatos consideran el regreso precipitado, no porque los asuntos no se estén acumulando ya, sino porque no tienen las garantías necesarias para evitar contagios. Mientras observan con sorpresa cómo el Poder Judicial facilitará test masivos  a los 60 magistrados burgaleses, el Ministerio les esquiva no solo con estas pruebas, sino también con el material de protección.

El jueves, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial autorizó incorporar en la prestación del servicio de reconocimientos médicos periódicos la determinación serológica de inmunoglobinas de la covid-19. Dicha prueba es gratuita, pues se incluye en el contrato de prevención, y voluntaria para los 60 jueces de la provincia de Burgos.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)