«Jarabe democrático» para Iglesias en 'su' casa

Agencias
-

El vicepresidente del Gobierno sufre un escrache al grito de «vendeobreros» en su regreso a la Complutense, de la que salió hace seis años para 'colocarse' en la primera línea de la política

«Jarabe democrático» para Iglesias en ‘su’ casa - Foto: Javier Lizón

«Lo que está claro es que los ciudadanos están hasta el gorro de algunos de sus representantes. Hacía falta que se viera en los miedos a los ciudadano. Los escraches son el jarabe democrático de los de abajo». Así de contundente se mostraba en junio de 2013 un todavía semidesconocido llamado Pablo Iglesias en el monólogo de su programa  televisivo llamado Fort Apache. Ni él ni sus espectadores podían imaginar que apenas siete años después quien iba a recibir una dosis de ese «jarabe democrático» iba a ser el ahora flamante líder de Podemos y vicepresidente del Gobierno.
Iglesias protagonizó ayer un convulso regreso a la Facultad de Políticas de la Complutense, de la que salió hace seis años para instalarse en la primera línea de la política, ya que un grupo de jóvenes del colectivo Frente Obrero trataron de reventar, al grito de «Fuera vendeobreros de la Universidad», el debate en el que participaba con el exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera.
Pocos minutos después de que el secretario general de Podemos tomara la palabra, tras la extensa intervención que realizó el exmandatario sudamericano, uno de los integrantes del citado colectivo interrumpió a Iglesias preguntándole a gritos si no le daba «vergüenza hablar de fascismo», cuando, según denunció, la formación morada es «la primera culpable» del «auge» de la extrema derecha.
«Desahuciáis a la gente», le increpó el joven, rodeado por otra treintena de integrantes del colectivo estudiantil obrero, antes de que el resto del público reaccionara enfadado por la interrupción, con silbidos y abucheos. Tras el intercambio de consignas entre unos y otros, el vicepresidente del Ejecutivo tomó la palabra y pidió que se le entregara un micrófono a los protagonistas del escrache para que pudieran tomar la palabra con normalidad. «Quiero escuchar vuestros argumentos», explicó el líder morado, tras lo cual, el joven que encabezaba el boicot acusó a Podemos de ser una «izquierda decadente». «Acepto que nos llames traidores, vendidos al capitalismo o vendeobreros, pero a lo mejor no te viene mal escuchar lo que un modesto reformista está diciendo», señaló Iglesias, que volvió ser interrumpido en varias ocasiones por los alborotadores antes de que estos abandonasen el acto. 
Casualmente, el suceso tuvo lugar en el mismo escenario, el salón de actos de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, donde hace 10 años, el propio Pablo Iglesias boicoteó una conferencia de la entonces presidenta de UPyD, Rosa Díez.
El 21 de octubre de 2010 la entonces diputada magenta se disponía a tomar la palabra cuando un grupo de estudiantes interrumpió el acto para decirla que no era bienvenida. Entonces Iglesias era profesor en esa facultad y, en las imágenes, se le ve hablando con una estudiante justo antes de que ésta iniciase la acción de protesta y, después, situado entre ellos. Entre los que protestaban estaba también Íñigo Errejón. Años después, cuando Iglesias fundó Podemos, Díez le reprochó ese «escrache», pero el insistió en que allí «no se produjo ningún escrache» y que nadie dl grupo morado participó en el boicot.