Mena exige test para 'limpiar' sus casos sospechosos

DB
-

El Ayuntamiento cree que el impacto del virus está «sobredimensionado»

Mena exige test para ‘limpiar’ sus casos sospechosos

El Ayuntamiento del Valle de Mena solicita que todos los pacientes de su zona registrados por los médicos de Atención Primaria como sospechosos de estar infectados por la COVID-19, 51 desde marzo según los últimos datos de la Junta, sean sometidos a un test rápido de diagnóstico para saber si efectivamente han sido contagiados, puesto que el equipo de gobierno tiene la sensación de que la incidencia de la pandemia en la comarca es inferior a la que reflejan esas cifras.
Datos que además cree que son malinterpretados por la mayoría de los vecinos, que «se quedan con la idea de que todos son enfermos confirmados y bastante alarmados por unas cifras de contagio de la enfermedad que, por lo menos en el caso de nuestro municipio, parecen no corresponderse con la realidad que se percibe».

Además, en su nota de prensa considera «muy probable» que la falta de un diagnóstico exacto haya provocado a eso vecinos «un estado de incertidumbre, preocupación y ansiedad por la enfermedad que tiene escasa justificación a estas alturas de la evolución de la pandemia del coronavirus» y entiende que las pruebas contribuirían a calmar no solo a los afectados sino a todo el municipio.

El Ayuntamiento del Valle de Mena, que no especifica a quién va dirigida la solicitud que formula en el comunicado ni qué administración debería hacerse cargo del coste de los test, entiende que la su realización «es la única manera de conocer si han pasado o no la enfermedad, lo cual les tranquilizaría definitivamente y, de paso, ayudará a saber también si estadísticamente se ha sobredimensionado el impacto del virus» en esta zona de salud, «como apuntan otros datos», que tampoco aporta.

Dos muertos y 0 positivos. Según la información que diariamente aporta la Consejería de Sanidad, en el Valle de Mena han fallecido 2 personas por COVID-19 desde que comenzó la pandemia (de un total de 24 decesos). En la actualidad solo permanecen activos dos casos de los 51 registrados por los médicos en el sistema Medora como sospechosos, al presentar síntomas compatibles con esta enfermedad. Se han realizado 26 pruebas PCR y ninguna ha dado positivo.