La consejera de Sanidad pide calma pero evita a los alcaldes

S.F.L.
-

Verónica Casado afirma que «no se cerrará ningún consultorio en el medio rural» durante una visita oficial al centro de salud de Briviesca, a la que no fue invitado ninguno de los regidores burebanos

La consejera lanza un mensaje de calma pero evita a alcaldes

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, lanza un mensaje de tranquilidad a regidores y vecinos de La Bureba y afirma que «no se cerrará ningún consultorio en el medio rural», sino que en las zonas muy dispersas se «reforzarán con los ambulatorios de agrupación». A pesar de la preocupación por dicho asunto entre los alcaldes de la Zona Básica de Salud briviescana, ninguno de ellos ha sido convocado al acto conmemorativo con motivo del décimo aniversario de la puesta en marcha del ecógrafo del centro de salud de Briviesca.
Este hecho ha provocado la «indignación» de los regidores de la zona, quienes consideran que su opinión «cuenta poco» a pesar de que sus pueblos y vecinos sufren de manera vertiginosa la reducción de las consultas médicas y de enfermería. La diputada socialista Esther Peña que considera que si ella fuera consejera, «vendería de primera mano» las visitas que realiza al territorio. «Ella ha decidido ocultarse, no convocar a los representantes de los burebanos y explicarles la situación o el plan tan estupendo que pretenden implantar después de ‘cargarse’ a cinco médicos en los últimos años», declara. 
Los primeros ediles de las localidades más pobladas de la comarca burebana -Briviesca, Oña y Poza de la Sal- exponen que llevan meses solicitando una convocatoria del Consejo de Salud de la Junta para recibir información de lo que ocurre pero que no reciben respuesta. Ante tal reclamación, Casado manifiesta que son los «propios coordinadores de los centros de salud con sus alcaldes» quienes deben convocarlo. La consejera se encarga del de la «Comunidad Autónoma». Para Peña, la respuesta de la Junta a los políticos locales es una «puñalada, se les ha despreciado y obviado», recalca.
 La Bureba cuenta con 85 localidades, 85 alcaldes y alcaldesas,  donde llevan arrastrando una situación complicada desde hace tiempo. La reducción de consultas en algunos pueblos obliga a los vecinos a pasar horas en la sala de espera, aunque finalmente son atendidos. 
En otros casos, como ocurrió ayer en Quintanavides, el médico que pasa consulta una vez a la semana, no pudo ejercer porque había permanecido de guardia. Esta situación está a la orden del día.  «La propia Junta de Personal del Sacyl reconoció en verano los recortes y avisó que de 15 médicos que había se han quedado en 11 y si se suma la amortización de otra plaza, se quedan en 10», explica la socialista.
La titular regional de Sanidad cree que para el primer trimestre de 2020 la Junta será capaz de sacar plazas para dar una mayor cobertura en el medio rural. «Ahora mismo lo estamos estudiando», afirma. Ya había un proyecto inicial y en estos momentos se está debatiendo con los sindicatos y a nivel interno con los gerentes de hospitales», añade. Asimismo, argumenta que trabajan para «definir claramente» cuales son los puestos de difícil cobertura y desempeño, que «no son las mismas cosas», destaca. También indica que «la cobertura es difícil pero se puede resolver si hay más plazas».
Para Verónica Casado, los especialistas que más prioridad tendrán tras el acuerdo para la oferta pública de empleo, serán «los que se necesitan, que son muchos». Actualmente existen diez modalidades que se encuentran en «precario», como Pediatría o Ginecología. Aclara que desde la Consejería se «atienden» todas las necesidades y su objetivo consiste en que el concurso de traslado se dé «más fluido» y que haya oposiciones «todos los años». 
Igualmente recuerda que el sistema sanitario necesita «ser efectivo, mejorar los niveles de salud, ser equitativo, viable, sostenible y seguro», acentuando la importancia de la eficacia de nivel. «Si algo lo puede hacer un administrativo, que no lo haga una enfermera, y si lo puede hacer una enfermera que no lo haga el médico», afirma.

ANIVERSARIO.

Cerca de 12.000 ecografías en diez años

En su visita al ambulatorio de la capital burebana, la consejera de Sanidad destaca que en una década se han realizado en la ciudad más de 12.000 ecografías, hecho que ha permitido mayores resoluciones y que ha conseguido también impedir que muchos casos que no lo precisan acaben en un hospital. 
«Briviesca se ha convertido en un referente no solo en la Zona Básica de Salud, sino en la provincia y en el resto de la nación», expone Casado. Asimismo destaca el «estupendo» sistema sanitario de España  del que se siente «profundamente orgullosa».  
Los dos facultativos encargados de realizar las ecografías en Briviesca son Carmelo Herrera y Pedro Bañuelos, que gracias a su labor han conseguido descongestionar las listas de espera de algunas consultas con especialistas o dirigir a los pacientes a la adecuada de forma directa sin pasar previamente por otras consultas. 
Esta experiencia ha impulsado a que el Sacyl se planté extender las ecografías en otros centros de salud como un elemento más de la Atención Primaria.