Las Californias le cuestan 400.000 euros a la ciudad

Ó.C
-

El polígono se terminó en 2007 pero una sentencia judicial en 2011 obligó a reparcelar el terreno por lo que ahora hay que pagar a algunos propietarios afectados. Además el Ayuntamiento tiene que derribar una nave existente

Las Californias le cuestan 400.000 euros a la ciudad

El Ayuntamiento da un paso al frente para cerrar uno de los conflictos que más tiempo lleva en los despachos municipales. Se trata de la reparcelación de Las Californias, que se tuvo que modificar por última vez en 2011 por una sentencia. Con el proceso judicial resuelto, el Ayuntamiento aprueba la liquidación con los propietarios del suelo y la factura final para las arcas municipales será de 402.000 euros.
Para llegar a esta cantidad la alcaldesa, Aitana Hernando, recordó que hay un número de propietarios a los que la administración local tendrá que compensar con una cifra a repartir de 520.242 euros. Por otra parte, en el expediente hay otros dueños de suelo que «presentan saldos deudores» por lo que tendrán que abonar al Consistorio 224.652 euros. 
La diferencia hace que el Ayuntamiento tendrá que pagar casi 300.000 euros. A este montante, Hernando añadió 107.000 que también saldrán de las arcas municipales para la demolición de un pabellón. En total se superan los 400.000 euros, aunque «para todo ello hay partida presupuestaria puesto que está reservada» de otros ejercicios para poder afrontar la liquidación cuando los procesos judiciales terminaran.
De esta manera se cierra «un expediente que empezó en 2001», retrocedió Hernando, que indicó que para construir el polígono se cobró una cuota a los 72 propietarios del suelo para poder hacer frente al desarrollo de Las Californias y favorecer la llegada de empresas. Las máquinas entraron en los terrenos en 2003 y desde ese momento «ha habido varios procesos judiciales», resaltó Hernando, incluyéndose varias reparcelaciones. 
El polígono cuenta con una extensión dedicada a la industria de unos 250.000 metros cuadrados, aunque también se incluyen zonas destinada a servicios, en los que se han instalado firmas como el hipermercado E.Lecrec, Mercadona, Decathlon o Burger King.
Este último establecimiento de comida rápida fue uno de los perjudicados por los problemas legales vinculados a Las Californias. De hecho tuvo que esperar a que se aprobara definitivamente la última reparcelación en febrero de 2013, para que el Ayuntamiento pudiera conceder las licencias a la firma y que se instalará en el aparcamiento del hipermercado.
Pero el conflicto con los terrenos de este polígono es anterior y se remonta a 2001 cuando se aprobó el plan parcial junto al primer proyecto de parcelación. En aquel entonces con el popular Pablo Nieva en la Alcaldía. Ese primer paso se declaró nulo por el Tribunal Supremo en 2006, tres años después del inicio de las obras.
Aún así, este tampoco fue el final del conflicto urbanístico puesto que posteriormente la reparcelación aprobada en marzo de 2007 también fue recurrida por un propietario. De nuevo los tribunales volvieron a tumbar el plan municipal y se hizo una nueva que se aprobó en febrero de 2013, dilatándose la situación hasta ahora.