Primer desencuentro en el idilio entre el PSOE y Cs

C.M.
-

El incremento de 25 a 60 euros por la tasa de información y consulta urbanística sin pactarla enciende a los naranjas. «La subida de impuestos es una línea roja», asegura Vicente Marañón

El alcalde, Daniel de la Rosa, el portavoz de Ciudadanos, Vicente Marañón, y la concejala Rosario Pérez Pardo estrenaron las terrazas el pasado 26 de mayo. - Foto: Valdivielso

El idilio entre el PSOE y Ciudadanos que permitió la aprobación de un presupuesto para la ciudad después de tres años ha tenido su primer desencuentro en menos de una semana. La propuesta técnica de incrementar de 25 a 60 euros la tasa por información urbanística que se llevó a la Comisión de Licencias sin consultarles previamente soliviantó a los naranjas

Su portavoz, Vicente Marañón, calificó de «deslealtad» que no se les informara, dado que la subida de cualquier impuesto o tasa es una línea roja. «El presidente de Licencias es una persona ilustrada y sabe que subir impuestos es incompatible con Ciudadanos y el acuerdo de presupuestos, que así lo establecía, no es de hace dos años, es de antes de ayer», aseguró, al tiempo que calificó de «inadmisible este tipo de errores».

La concejala Rosario Pérez Pardo mostró su enfado en el seno de la Comisión de Licencias y aseguró que «no es de recibo que una administración pública cobre a los ciudadanos por hacer consultas». «Lo han lanzado como un globo sonda a ver que nos parecía y alegando que era una propuesta de los técnicos pero está feo que lo traigan sin que el presidente lo haya comentado con nosotros previamente. Cuantitativamente es poco dinero pero cualitativamente es grave que no nos consulten».

En este sentido, Ciudadanos propondrá que la tasa se suprima, dado que puede «disuadir» a los burgaleses de que acudan a realizar consultas. «Es inaceptable que se cobre, más en un momento con el actual en el que hay que incentivar la actividad económica», puntualizó Marañón.