Miranda teme un aumento de las listas de espera

R.C.G.
-

El Observatorio por la Sanidad Pública ha convocado una manifestación el próximo 20 de junio. Considera que el coronavirus puede conllevar más externalizaciones a medio plazo

Las consultas en el Santiago Apóstol fue lo último que se retomó dentro de la actividad diaria. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El coronavirus ha obligado a destinar casi todos los recursos sanitarios a la lucha contra la pandemia  durante dos meses, agravando algunos males endémicos como las listas de espera ya que se ha suspendido casi toda la actividad que no se consideraba esencial. «En Miranda las primeras consultas se están retrasando desde cuatro a diez meses», aseguran desde el Observatorio de la Sanidad, plataforma ciudadana que exige que ahora se pongan medios para brindar una atención de calidad y paliar las consecuencias de la crisis. 

El colectivo teme que esta situación sea aprovechada para seguir externalizando servicios, como pasó hace poco con Dermatología ante la escasez de profesionales. «Antes del coronavirus las listas de espera de consultas externas y pruebas diagnósticas eran enormes», recuerdan. Si durante el estado de alarma se han suspendido la mayor parte de consultas, lógicamente la cifra de pacientes que aguardan cita se ha incrementado notablemente. «Hacer que la gente espere un año para ser atendido es una forma sutil de dar de comer a las clínicas privadas porque al final el que tiene dinero acaba pagando», explican desde el Observatorio. En su opinión, la solución pasa por contratar más profesionales. «Si se quiere se puede hacer, como se ha demostrado durante estos meses en los que se han buscado refuerzos. En vez de tantos reconocimientos y medallas, lo que hace falta es dotar de más recursos a los hospitales». 

El próximo 20 de junio se ha convocado una movilización para pedir la derogación de las leyes que abren la puerta a la privatización de la Sanidad. «Durante las últimas semanas mucha gente ha entendido la necesidad de invertir más en salud pero de nada servirá destinar más dinero si no se modifica la legislación porque acabará en los conciertos con entidades privadas», afirman desde el Observatorio, que llama la atención sobre la  ley 15/97 que abre la posibilidad a externalizar cuando las administraciones públicas no llegan a cubrir un servicio. 

Además durante la marcha también se reclamará dar más peso a la Atención Primaria, para la que se solicita un 25% del presupuesto sanitario y que incluya la atención integral a la reproducción y también para la odontología. Asimismo se demanda un modelo centrado en la salud colectiva y no en la atención individual, lo que permitiría según los convocantes reducir notablemente el gasto en medicamentos y que actualmente supone un desembolso elevado tanto para las arcas públicas como para los pacientes.