Un Getafe de Champions

EFE
-
Un Getafe de Champions - Foto: Víctor Lerena

El cuadro de José Bordalás ronda el cuarto puesto de la liga, por lo que optaría a una plaza para la próxima edición del campeonato europeo

El Getafe está protagonizando su mejor temporada en Primera de toda su historia y ocupa con 39 puntos la quinta plaza de la clasificación, de conseguir subir una más a final de temporada, tendría acceso a disputar la fase de grupos de la Champions League.

Las razones de por qué el equipo madrileño es actual candidato a participar en al siguiente edición de la competición europea tienen nombres propios:

 

José Bordalás

Cuando el técnico alicantino llegó a Getafe en septiembre de 2016 se encontró a un equipo deprimido y en Segunda, con una afición totalmente desenganchada por los malos resultados y el poco fútbol que veía en sus jugadores. Pero en dos años y medio esos mismos seguidores han vivido un ascenso a Primera, un octavo puesto a solo tres puntos de la zona europea y una oportunidad, temprana aunque posible, de viajar por el continente europeo la próxima campaña. Trabajo, compromiso e intensidad son los valores que ha transmitido Bordalás a su equipo y que vienen acompañados de un discurso que siempre es de prudencia.


David Soria

El portero madrileño llegó al club el pasado verano, en busca de los minutos que no estaba teniendo en Sevilla. Unos meses después se ha hecho dueño y señor de la portería azulona y, como en su día Miguel Ángel Moyá, 'Pato' Abbondanzieri o Vicente Guaita, ha aportado estabilidad a una posición clave en un equipo que en principio solo optaba por la permanencia. Soria es el tercer portero que menos encaja de LaLiga por detrás de Oblak (Atlético de Madrid) y Neto (Valencia).

 

Solidez defensiva

El Getafe de Bordalás es un equipo aguerrido al que es muy difícil hacerle gol gracias a Soria y a jugadores como los uruguayos Damián Suárez y Leandro Cabrera, el portugués Vitorino Antunes o el canario Bruno González. Una guardia pretoriana que ha ayudado a que su equipo haya encajado 22 tantos en 25 partidos y en ocho ocasiones han mantenido su portería a cero.

 

Intensidad en el juego

Uno de los aspectos que más destacan los equipos rivales de este Getafe es la intensidad que los azulones meten al juego desde el principio hasta el fin. Presión sin balón, disputa de los duelos, desgaste físico o control de los tiempos son cualidades que el cuadro madrileño ha sabido explotar con la dirección desde el centro del campo del serbio Nemanja Maksimovic y el uruguayo Mauro Arambarri. A ellos se ha unido el francés Mathieu Flamini, un jugador veterano que sabe la importancia del oficio para superar los malos momentos que hay en cada partido.

 

La pegada experimentada

Los goles del Getafe suelen tener nombres y apellidos. Jorge Molina, a sus 36 años, está viviendo una segunda juventud en el Getafe. Es el capitán y líder en el vestuario y ya ha entrado en la historia del club al convertirse en su máximo goleador en el siglo XXI con 41 tantos en solo dos temporadas y media. Por su parte, Jaime Mata, con 30 años, está disfrutando de un buen momento profesional como así lo demuestran los diez goles y seis asistencias que lleva esta campaña.

 

El factor casa 

Los números reflejan que el equipo se siente mucho más cómodo en el Coliseum Alfonso Pérez, dónde ha sumado 22 puntos de 36 posibles, aunque a domicilio es el equipo que más empata de la categoría -ocho veces- y solo ha sufrido dos derrotas con Real Madrid y Atlético. Aunque las opciones para conseguir la plaza europea pasarán mayormente por ese escenario. Al ‘Geta’ le quedan siete partidos en casa y seis fuera en las trece jornadas de Liga que restan. Por su feudo aún pasarán dos equipos que pelean por la permanencia (Huesca y Villarreal) y dos que ahora son competencia por entrar en Europa (Sevilla y Real Madrid). Sin duda el Coliseum será un protagonista clave del final de la temporada.