80 usuarios de Párkinson vuelven a recibir terapia

B.D.
-

La asociación ha reorganizado sus instalaciones del centro de atención integral Luisa de Liras para adaptar sus servicios a las medidas de seguridad preventivas

El centro ha reincorporado a diez trabajadores y el resto se irán sumando a medida que se recupere la normalidad. - Foto: Luis López Araico

Ha sido una vuelta con muchas ganas, muy deseada y muy necesitada pero llena de incertidumbre a nivel económico». Con estas palabras resumía la presidenta de Parkinson Burgos, María Jesús Delgado, la reapertura, tras la pandemia, del centro multiservicios de atención integral ‘Luisa de Liras’, que la asociación tiene en el recinto del antiguo Hospital Militar.
Tras casi tres meses de inactividad, las instalaciones abrían este martes de nuevo sus puertas para atender a 80 usuarios, 11 de ellos en el centro de día y el resto en los programas de terapia y de rehabilitación. Para atender a estas personas se han incorporado diez empleados y aunque la intención era que arrancara alguno más, problemas de conciliación al no estar las guarderías abiertas han impedido su vuelta al trabajo. La atención a los usuarios se presta de cinco en cinco personas, a fin de mantener las distancias de seguridad, y en los traslados del centro al domicilio, y viceversa, se ha reducido de nueve a tres la ocupación.
La cifra de usuarios ha sido más alta de la esperada para este primer día de funcionamiento, si bien un número importante han decidido darse un tiempo «porque tienen aún un poco de miedo» y otra parte está a la espera de los resultados de las pruebas PCR que la asociación ha pedido antes de su vuelta a los programas de rehabilitación. «Es tanta la necesidad que tienen de volver a terapia, de salir, de ver a sus compañeros, de que vuelva la normalidad a su vida que ha podido eso a todo lo demás», declaraba la presidenta.
Durante el confinamiento, la asociación ha mantenido el contacto telefónico de forma periódica con sus usuarios y dos grupos han realizado terapia a través de los móviles con el centro ocupacional. «No estábamos preparados para hacer todo a través de internet y hemos llegado hasta donde hemos podido, transmitiéndoles información y quitándoles el miedo», indicaba Delgado.
María Jesús Delgado explicaba que antes de poner en marcha el centro han tenido que realizar algunas obras para adaptar los espacios a los planes y protocolos de prevención, tal y como ha establecido la Consejería de Sanidad.
Así, desde la asociación se ha facilitado a personas usuarias y familiares toda la información de los cambios organizativos, así como normativas y medidas de actuación para la prevención de contagios, al mismo tiempo que se ha equipado el centro con todos los materiales y producto necesarios, carteles y hojas informativas, protocolos de actuación y limpieza, para la correcta actuación preventiva ante el coronavirus. Estas medidas de acceso son aplicables a todo el personal de la asociación, personas usuarias, subcontratas, proveedores y todas las personas que quieran acceder al centro.