Kronospan urge cambiar el tipo de suelo de una parcela

L.M.
-

La multinacional espera el visto bueno de la Junta tras la aprobación por parte del Ayuntamiento de Cardeñajimeno de la reconversión hace unos meses

Kronospan llegó a Burgos hace ahora ocho años. - Foto: Alberto Rodrigo

Representantes de la multinacional maderera Kronospan se reunieron con el delegado de la Junta de Castilla y León en Burgos, Roberto Saiz, para urgirle a acelerar los trámites administrativos relativos al proceso de conversión de suelo de una parcela. Desde la llegada de la compañía austriaca a Burgos, allá por 2012, la entidad no ha dejado de ampliar su recinto y de ejecutar nuevas inversiones.Durante sus cuatro primeros años cerraron la compra de numerosos metros cuadrados de terreno para ejecutar futuras infraestructuras, un hecho que, aunque es a medio plazo, tienen en estos momentos atascados por culpa de los trámites administrativos. El caso que preocupa a la dirección es el de una parcela junto a su parque de madera, que adquirieron hace tiempo y que ahora desean poder ejecutar sobre ella obras. 
La cuestión es que el suelo de la misma es de tipo rústico, y para poder actuar debe ser urbano industrial, por lo que en primer momento tuvieron que contar con el visto bueno del Ayuntamiento de Cardeñajimeno.Una vez con su aprobación, vía Pleno, la legislación obliga a derivar el caso a la Junta, que debe dar la autorización final.Es en este punto donde se encuentra el proceso, y desde Kronospan trasladaron a Roberto Saiz su inquietud. «Queremos reconvertirlo para acometer nuevas inversiones y queremos ver cómo se puede desatascar ese trámite ambiental», apuntan fuentes de la compañía, que esperan que se pueda desbloquear cuanto antes, ya que califican esta acción como «de una importancia enorme» para el futuro de la compañía en Burgos. «Queremos seguir expandiendo la fábrica por ese lado (la zona del parque de madera), ya que parte de las inversiones del Proyecto Industrial Prioritario van en ese sentido», indican. 

El tren aún debe esperar. Por otro lado, el proyecto para construir un ramal ferroviario desde el Puerto Seco de Villafría hasta las instalaciones de Kronospan «va en buen camino» pero se trata de un trámite complejo que requiere de unos tiempos muy marcados. Según esas mismas fuentes, siguen pendientes del trámite ambiental que debe elaborar la Consejería de Empleo e Industria de la Junta, por lo que los plazos se pueden dilatar, como mínimo, algo más de tres meses.