Un patrón para los refugiados

DB / Burgos
-
Antonio José Mencía Gullón, director de La 8 Burgos, anoche durante la lectura del pregón de San Lesmes. - Foto: Jesús Javier Matías

Antonio Mencía considera en su pregón que hoy el santo hubiera dedicado el monasterio de San Juan a los que huyen de sus países

San Lesmes y el monasterio de San Juan no pueden desvincularse porque el edificio lo fundó el monje francés (con el apoyo de la Corona) para convertirlo en un complejo asistencial. Es imposible saber qué hubiera pensado el religioso benedictino de la cubierta que se ha colocado en la que fue la iglesia, pero sobre el uso que hoy le habría dado, Antonio Mencía lo tuvo claro en su pregón.
«No me cabe duda de que en este tiempo los refugiados, aquellos que huyen de la persecución de sus países, hubieran sido su objetivo. Quizá hubiera dedicado este monasterio de San Juan a tal menester en nuestros días. Cristianos que son asesinados por el hecho de defender su fe. Mujeres que no son respetadas, ni en su honor, ni en su dignidad, muchas amenazadas por su pareja en un mundo que no ha olvidado ni el racismo, ni el machismo. Guerras civiles sin piedad, como aquella que todavía mantiene dividida España en dos partes, pese a que han pasado ya casi ochenta año», recordó en el acto celebrado anoche en la iglesia de San Lesmes.
En su pregón relacionó los valores del santo con los del Año de la Misericordia que la Iglesia católica celebra en 2016. Destacó incluso su lado ecologista, o al menos vinculado a la salubridad: «Una entrega que no distinguía de clases, ni de orígenes, que atendía a todos por igual e incluso que no se quedó solo en la atención a los demás sino que realizó el primer saneamiento de Burgos para evitar unos focos de infección procedentes de unas charcas. Bien podría ser patrón del medio ambiente».
Tras el pregón del director de La 8 Burgos y Onda Cero, el Orfeón Burgalés fue esta vez la agrupación encargada de poner voz a las composiciones de Pedro María de la Iglesia basadas en los manuscritos gregorianos dedicados al santo. En este caso, la coral que dirige Juan Gabriel Martínez introdujo elementos escénicos de iluminación, ambientales y narrativos -bajo la dirección artística de Francisco Javier Sariot- que acercaron la música desde otro prisma.

La iglesia de San Lesmes se llenó. Jesús Javier Matías
La iglesia de San Lesmes se llenó. - Foto: Jesús Javier Matías