Fuentecillas teme que se retrase la construcción del cívico

C.M.
-

La concejala de Servicios Sociales avanza que se tramita el proyecto básico y con los 50.000 euros reservados se podría licitar la obra este año

Parcela en la que se ubicará el octavo cívico de la ciudad y con el que se cerrará la red municipal. - Foto: Patricia

A los vecinos de San Pedro de la Fuente y Fuentecillas no les ha sentado nada bien que en el presupuesto de 2020 pactado entre el PSOE y Ciudadanos se haya recortado de 300.000 euros a 50.000 la partida para la construcción del nuevo centro cívico del barrio, el octavo de la ciudad y con el que se cerrará la red municipal. Temen que esta decisión retrase su construcción e, incluso, el proyecto pueda «dormir el sueño de los justos».

«Nos sentimos decepcionados. Era un proyecto en el que estaban de acuerdo todos los grupos políticos y pensábamos que este año íbamos a ver camiones y movimientos de tierras», indicó Concepción Camarero, presidenta de la Asociación de Vecinos San Pedro de la Fuente-Fuentecillas. 

Lamentan que se sacrifique un centro cívico que estaba esperando el único barrio de la ciudad que carece de una dotación de estas características. «Aquí no tenemos un lugar donde reunirnos o hacer actividades. Solo contamos con el centro de acción social (ceas), que tiene un espacio limitado. Estamos decepcionados», añadió.

La concejala de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez, aseguró que la construcción de este cívico es un compromiso. En este sentido, apuntó que se está tramitando el proyecto básico y, cuando se apruebe por los técnicos municipales, los redactores tienen un plazo de tres meses para presentar el proyecto de ejecución. «Nos presentaríamos prácticamente en septiembre. Lo que nos permite haber dejado una partida, aunque no sea elevada, es poder sacar el concurso para la construcción este mismo año».

También recordó que se trata de una inversión plurianual y cuenta con partida durante tres años. «No renunciamos a su construcción», sentenció.

El nuevo centro cívico estará ubicado en una parcela junto a la avenida de la Independencia. El edificio tendrá 3.500 metros cuadrados distribuidos en una sola planta. Dispondrá de un salón de actos de 400 metros (250 butacas), un gran patio interior, salas y talleres y su coste rondará los 3 millones de euros.