Venezuela ordena la liberación de 22 detenidos

Europa Press
-

Bachelet confirma la excarcelación de 20 estudiantes, la jueza Afiuni y el periodista Jatar y califica el gesto como el inicio de un compromiso positivo de Caracas para con la ONU. El organismo cifra en 793 los presos políticos en el país

La jueza Maria Lourdes Afiuni junto a su hermano Nelson - Foto: STRINGER

El Gobierno venezolano ha liberado a 22 detenidos, entre los que figuran la jueza María Lourdes Afiuni, arrestada en 2009 cuando aún estaba Hugo Chávez en el poder, así como el periodista Braulio Jatar, según ha anunciado la jefa de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. 
"Las bienvenidas liberaciones de 62 detenidos (en junio), junto con 22 más, incluidos el periodista Braulio Jatar y la juez (María) Lourdes Afiuni, y la aceptación de las autoridades de dos de mis oficiales de Derechos Humanos en el país significan el inicio de un compromiso positivo", ha dicho Bachelet. 
En declaraciones posteriores a la prensa, un portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos ha explicado que los otros 20 son estudiantes y ha revelado que había se pedido expresamente al presidente venezolano, Nicolás Maduro, que liberara a estas personas. Durante su intervención de este viernes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, la expresidenta chilena ha animado al Gobierno venezolano a seguir liberando "a otros detenidos por el ejercicio de los Derechos Humanos". La ONU cifra en 793 los presos políticos en el país. 

 

Encarcelados por corrupción

Afiuni fue detenida en 2009 tras ser criticada por Chávez después de ordenar la puesta en libertad de un empresario corrupto. La Fiscalía le acusó de aceptar sobornos para liberar al empresario Eligio Cedeno, algo que la juez negó, asegurando que le liberó porque llevaba más tiempo del contemplado por la ley a la espera de juicio. 
Posteriormente, Afiuni denunció que había sido violada en prisión, algo que las autoridades venezolanas negaron asegurando que era una invención para ganar apoyos. En 2011 se le concedió el arresto domiciliario y el pasado mes de marzo fue condenada a cinco años de cárcel por "corrupción espiritual". En cuanto a Jatar, fue detenido en 2016 tras cubrir una protesta contra el actual presidente y acusado de blanqueo de capitales. Desde 2017 se encontraba en régimen de "casa por cárcel". 
El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha informado vía Twitter de que los tribunales correspondientes han aprobado "el cese de la medida cautelar sustitutiva de libertad" a favor de Afiuni y Jatar, que hasta ahora no habían recibido notificación oficial de las autoridades venezolanas. 
Jatar ha emitido un comunicado en el que da las gracias a Bachelet, la ONU y "todos los que han hecho gestiones" a favor de su causa, pero lamenta que se trata de "una libertad limitada y condicionada a un proceso injusto e ilegal". Según ha contado, este viernes le han informado verbalmente de que tendrá que comparecer cada 15 días ante un tribunal y no podrá salir de Venezuela ni del estado de Nueva Esparta, donde vive.