scorecardresearch

Briviesca consulta antes de redactar la ordenanza del taxi

S.F.L.
-

El Ayuntamiento de la capital burebana pretende mejorar el servicio y garantizar que todos aquellos que disponen de una licencia hagan uso de ella. Hay 11 permisos activos pero solo trabajan 3 conductores

El Consistorio está dispuesto a otorgar más licencias a conductores que ya dispongan de alguna. - Foto: VALDIVIELSO

El Ayuntamiento de Briviesca pretende elaborar la nueva Ordenanza Reguladora del Taxi con sugerencias realizadas por ciudadanos, profesionales y las organizaciones más representativas potencialmente afectadas por la futura norma. Para ello, ha tramitado una consulta previa para que hasta el 30 de enero los interesados presenten sus propuestas en las oficinas municipales.

Álvaro Morales, alcalde del municipio, se muestra convencido de que «esta nueva normativa mejorará el servicio que se presta en la ciudad». También aclara que es importante que los vecinos «colaboren» para solucionar con la iniciativa algunos problemas surgidos, como la escasez del servicio, la necesidad y oportunidad de su aprobación, los objetivos de la misma y las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias. No obstante, el regidor aclara que «los escritos no tendrán que ajustarse obligatoriamente al cuestionario planteado y pueden tener cualquier tipo de forma».

Morales ha explicado que el objetivo es que el nuevo reglamento sea «lo más participativo posible» y ya se vienen debatiendo propuestas en un borrador elaborado por el Consistorio. «Ahora damos un paso más y abrimos una consulta previa durante todo el mes de enero para que la ciudadanía y las organizaciones y asociaciones que así lo crean oportuno puedan presentar sus propuestas sobre esta nueva ordenanza», añade el político.

Otro de los motivos por los que el Ayuntamiento ha decidido constituir la normativa es porque en la ciudad existen en torno a 11 licencias, de las cuales solo se utilizan 3. «Con esta iniciativa queremos que el que realmente la tenga la use bien y si vemos que no son suficientes podemos ofrecer más». Morales reprocha que «no tiene sentido» que una persona que necesita el servicio para acudir al médico o por una urgencia contacte con los taxistas y no sea atendido o que no pueda hacer uso porque estén ocupados en otros viajes. «Tenemos constancia de que la prestación del trabajo no siempre queda cubierto y necesitamos que este asunto quede regulado a través de un reglamento», añade.

Para la prestación del servicio de transporte urbano de viajeros mediante un turismo será necesaria la previa obtención de la correspondiente licencia del vehículo otorgada por el Ayuntamiento. La licencia habilitará para la prestación del servicio en un vehículo concreto, afecto a la licencia y cuya identificación figurará en la misma. Se podrá transferir a otro coche del mismo titular en caso de sustitución, siendo necesario comunicar al equipo de gobierno dicha circunstancia con antelación.  A pesar de que los permisos se otorgarán por tiempo indefinido, su validez quedará condicionada al cumplimiento de las condiciones y requisitos establecidos para su obtención y la constatación periódica de dicha circunstancia.

Dar uso a la licencia. Según el regidor, los titulares de una licencia de taxi «deberán explotarla personalmente o conjuntamente» mediante la contratación de conductores asalariados, que están en «posesión del permiso municipal de conducir expedido por el Consistorio y afiliados a la Seguridad Social en régimen de plena y exclusiva dedicación y de incompatibilidad con otra profesión. Cuando no pueda cumplirse esta obligación, se procederá a la transmisibilidad del mismo».

Con esta medida pretenden hacer hincapié en la importancia de ofrecer el servicio por el que se ha obtenido una licencia y no dejarlo en la estacada porque el titular tenga otra ocupación. En el supuesto de que la no prestación del servicio se debiera a una causa mayor, el titular podrá solicitar una autorización, previamente justificada, para que el taxi lo pueda manejar otra persona. Esta autorización tendrá una duración de un mes. Los titulares del permiso deberán de comenzar a prestar el servicio en el plazo de sesenta días naturales desde la concesión.