«La Delegación funciona bien», asegura su presidente

Román Romero / Burgos
-

Peinado resta importancia a que se recojan firmas en su contra

Entrenamiento de un tirador en el campo de tiro de El Cerro. - Foto: DB

El presidente de la Delegación Burgalesa de Tiro Olímpico, Francisco Peinado, salió ayer al paso de las acusaciones de un colectivo de tiradores federados, muy molestos con su gestión, que están recogiendo firmas para presentárselas al presidente de la Federación de Castilla y León solicitando su cese en el cargo, movilización de la que nos hacíamos eco en DB en nuestra edición de ayer.

Según Peinado, «en la Delegación Provincial no hay ningún problema y en el campo de tiro de El Cerro, tampoco. Todo funciona bien. Algo me ha llegado sobre la recogida de firmas que se están recogiendo contra mi gestión, pero el presidente de la federación territorial -Gregorio García-, que es el que me designó, está contento con mi trabajo en la Delegación y me ha dicho que esté tranquilo».

El delegado provincial de Burgos sí admite que existía una deuda de unos 60.000 euros con el Ayuntamiento de Burgos por impago del IBI, pero asegura que «se ha llegado a un acuerdo para ir pagándola poco a poco y para ello hemos pedido 25 euros al año a cada tirador federado, aunque es cierto que unos lo están pagando y otros no», afirma Peinado.

Sobre las cuentas de la Delegación, asegura que «no es cierto que no las haya presentado. Donde tengo que hacerlo es en Valladolid, ante la asamblea regional, y hay federados de Burgos que pertenecen a ella y tienen esas cuentas», aunque Francisco Peinado no desvela a cuanto asciende la deuda que tiene la Delegación.