La mediana empresa creará 400 empleos en Villalonquéjar

Á. Melcón
-

Las últimas ventas de suelo industrial se están firmando a precios previstos para 2021, lo que refirma el potencial del polígono

La mediana empresa creará 400 empleos en Villalonquéjar - Foto: Alberto Rodrigo

El Polo de Desarrollo no volverá. La ciudad no duplicará su población en 20 años y no recibirá miles de millones de dinero extranjero para erigir factorías desde las que exportar a todo el mundo. Conviene asumirlo, sólo así se podrán centrar los objetivos de desarrollo económico para las próximas décadas. A saber, logística y mediana empresa, además de cuidar lo que ya hay, que no es poco.
A pesar del cambio de modelo, Burgos sigue siendo una potencia industrial y genera de forma continua nuevos proyectos que, en la mayoría de las ocasiones, son hijos de otros ya arraigados. Las menos, vienen de otras provincias en busca de una buena ubicación, suelo de calidad a bajo precio, paz social y sinergias con el resto del tejido económico. 
La prueba de que el crecimiento es posible está en Villalonquéjar IV, donde ya hay decenas de empresas que han construido, construyen o construirán de forma inmediata nuevas instalaciones. Una tercera parte de todas las parcelas generadas en la ampliación del polígono ya tiene dueño, mientras casi otro 20% está adjudicado a sociedades con la memoria económica presentada y aprobada (falta escriturarlas) o, en el menor de los casos, han sido reservadas mientras se elaboran los anteproyectos y los estudios previos.
Es una buena situación, algo impensable hace apenas un lustro, cuando el país salía de la crisis económica tullido cual Tercio de Flandes. El empresariado recuperó la confianza, el sistema financiero volvió a funcionar y el suelo se puso en el mercado a precios muy competitivos. Tanto que el Ayuntamiento ya ha asumido, a través de la refinanciación de la deuda que generó la obra, parte de los costes de urbanización. Es decir, los inversores compran por debajo del precio real del terreno.
La parte bonita del relato es que ha funcionado. Según ratifican fuentes del Consorcio que gestiona esa planificación, 15 empresas abrirán puertas en los próximos meses, generando casi 300 puestos de trabajo directos y moviendo una inversión acumulada superior a los 40 millones de euros. A eso hay que sumar otros siete proyectos ya aprobados y en ciernes que verán la luz a lo largo de 2021 y suponen la creación de otro centenar de empleos y 14 millones más, todo en unas previsiones muy conservadoras. (Más información en edición impresa)