Las familias prefieren que sus hijos estudien ciencias

SPC
-
Un grupo de estudiantes de un grado científico, durante una clase en la Universidad de Burgos - Foto: Alberto Rodrigo

El informe 'Educa 2020' pone de manifiesto que el 45% de los jóvenes de la Comunidad estudia el bachillerato 'científico', cinco puntos por encima de la media nacional

Menos humanidades y ‘telecos’ y más científicas. Este es el deseo de la mayoría de las familias de Castilla y León, que reconocen que prefieren que sus hijos curse estudios universitarios relacionados con profesiones científicas, frente a las otras dos opciones que los jóvenes pueden elegir en el bachillerato:Tecnológico y humanidades.Una realidad que se desprende del Informe Educa2020 que se presentó ayer en Valladolid y donde se pone de manifiesto también que los padres son más optimistas que las madres respecto a la adecuación de la oferta educativa de la Comunidad. En concreto, se constata que de los alumnos de Bachillerato, cerca de la mitad, el 44,9 por ciento, estudia el Científico, frente a un 39,4 por ciento de media en el conjunto del país, mientras que los de Humanidades se sitúan cinco puntos por debajo de la media nacional, según informaEuropa Press.
Por otro lado, casi el 60 por ciento de las familias opina que la oferta educativa de la Comunidad es «adecuada», aunque son los padres los que muestran un mayor optimismo que las madres, mientras que en lo referente al conocimiento de idiomas, el 47,7 por ciento considera que mantienen un «buen nivel», aunque este se «debería mejorar» en las aulas de los institutos de la Comunidad. El informe también revela que los alumnos de Castilla y León acuden mayoritariamente a centros públicos: el 44,8%; frente al 29,6% que lo hace en un colegio concertado y el 1,9% en colegio privado. 
Estudiar fuera

El documento, presentado en la sede de la Consejería de Educación, señala que los padres de la Comunidad son favorables a que sus hijos estudien fuera de la Comunidad, ya sea en otras regiones o en el extranjero, pero prefieren que su salida sea para formación y no de inserción laboral. Es decir, que quieren que regresen tras sus estudios para trabajar en Castilla y León, ya que sólo el 14,6 por ciento de las familias entrevistadas quieren que sus hijos abandonen la ciudad en la que viven por motivos laborales en el futuro.
Para elaborar este informe, se han llevado a cabo 18.000 encuestas a padres, madres y tutores legales con edades comprendidas entre los 18 y los 64 años en toda España, 2.000 de ellos en Castilla y León. Se trata de un estudio de la Fundación Educa 2020 a través de Sigma Dos con el apoyo de la Fundación AXA y, en el caso de la Comunidad, de la Consejería de Educación y la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa.

Formación Profesional

El estudio también ha analizado la valoración que los padres tienen de la Formación Profesional, un 53,9 por ciento de los cuales reconoce que esta opción tiene «mala imagen», cuatro puntos por debajo de la media española, algo que achacan a que son estudios con «menos consideración social». También reciben altos porcentajes de respuesta la opción de que sólo estudian Formación Profesional quienes no pueden seguir carreras superiores y la de que son estudios de «tono menor», frente a lo cual opinan que es labor del Gobierno cambiar esta imagen potenciando y publicitando adecuadamente estos estudios, al tiempo que reconocen que otorgarle a la FP un rango universitario «podría mejorar, notablemente, su imagen». 
En el caso de Castilla y León, el 77 por ciento de los encuestados afirma que no ha hablado con los orientadores del centro sobre la posibilidad de que sus hijos estudien FP.