Más pernoctaciones en el turismo rural

DB
-
Más pernoctaciones en el turismo rural

Las estancias aumentaron un 12,3%, si bien el número de viajeros bajó un 1,2%. En el conjunto de la comunidad el número de noche en estos alojamientos se incrementó un 1,7%

Castilla y León ha sido relegada por Andalucía y Baleares al tercer puesto como destino preferido en los alojamientos de turismo rural con un total de 185.953 pernoctaciones en el mes de julio, lo que representa un incremento del 1,78% por encima del dato nacional, que se mantiene invariable, según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos emitida por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
La evolución del sector en la provincia fue mejor que en el conjunto de la comunidad al incrementarse las estancias un 12,3%, si bien el de visitantes bajó un  y un 1,2% el número de viajeros.

La estancia media en los establecimientos rurales de la región se situó en 2,37 días, de nuevo por debajo de la media nacional (3,20 días) y también provincial (2,43).
Respecto al número de alojamientos abiertos en Castilla y León ascendió a 3.703 (17.613 en España), con 32.861 plazas estimadas (172.253 en todo el país) y 5.166 trabajadores (27.143 en el país).
Por su parte, el grado de ocupación en los establecimientos rurales de la comunidad fue del 18,21% por plazas y del  38,42% durante los fines de semana.
Entre las quince provincias con un mayor número de pernoctaciones se encuentran Ávila (39.074  quinto puesto en el ránking); Burgos (24.640 y noveno puesto); Salamanca (23.226 y undécimo puesto); León (23.031 y puesto número doce) y Segovia (21.533 y puesto número trece).

La estancia media en estas cinco provincias fue de 2,54; 2,43; 2,32; 2,29 y 2,22 días, respectivamente. En cuanto al número de viajeros, los establecimientos rurales de estas provincias recibieron la visita de 15.408; 10.161; 10.001; 10.059 y 9.701 personas, respectivamente.
En Ávila había abiertos en julio de 2018 un total de 811 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 6.342 y 1.051 personas empleadas, mientras que Burgos contaba con 411, 4.028 plazas y 515 puestos de trabajo creados.