Contra una Briviesca vaciada

S.F.L.
-

El acto inaugural de las fiestas patronales giró en torno a la despoblación de la ciudad y de la comarca. Uno de los momentos más destacados fue el selfie que el pregonero, Abilio Estefanía, tomó desde el escenario

Briviesca ya huele a fiesta. Cientos de vecinos acudieron ayer a la Plaza Santa María para disfrutar del acto inaugural de las fiestas patronales de Nuestra Señora y San Roque: el pregón. La ceremonia arrancó muy puntual, a las ocho de la tarde, con el izado de banderas a cargo de las autoridades y con la melodía del Himno Nacional sonando de fondo, interpretado por la Banda Municipal de Música.

La nueva concejala de Festejos, Alba Ezquerro, fue la primera en subir al escenario y animó a los briviescanos a participar en los actos organizados. La edil reconoció la labor incondicional que realizan las peñas por la ciudad y para terminar manifestó que «la fiesta es alegría, no la maltrates, no te maltrates. Vívela como si fuera la primera».

Acto seguido, el regidor de la capital burebana Álvaro Morales, tomó la palabra y en un breve discurso agradeció a los ciudadanos la oportunidad que le han brindado de ser alcalde. «Invito a los asistentes a dejar de lado las diferencias que nos puedan separar y hagamos que la tolerancia y el respeto presidan en estos días», declaró.

La corte, sobre el escenario.
La corte, sobre el escenario. - Foto: Valdivielso

A continuación, llegó el momento más esperado de la tarde: la proclamación de la reina mayor y su corte real. Amigos y familiares sujetaban letreros de apoyo para cada una de ellas y lanzaron confetis demostrando la emoción tras su nombramiento.

La primera en recibir su banda fue Miriam Arca (La Siempre Viva), la siguió Rocío Arca (Autrigones), Mónica Castrillo (Desesperaos), Patricia Ceballos (Los Tímidos), Natalia Monasterio (Los Formidables), Celia Soto (Aguafiestas) y Paola Torrecilla (Nuestra Señora y San Roque). Por último recibió su insignia la reina mayor Raquel Gutiérrez (Los Fanfas), dando paso a la proclamación de Valentina Arce (Autrigones) como alcaldesita y a Alberto Sierra (La Siempre Viva) como alcaldesito.

En nombre de las reinas y alcaldesitos, la reina mayor dirigió unas breves pero perspicaces palabras. En su discurso habló de una Briviesca vaciada. Sus palabras calaron hondo entre los asistentes que la escuchaban sin parpadear. «Somos briviescanos los 365 días del año. La ciudad no se muere, la estamos matando. Es escandaloso la falta de participación que hay en la en el municipio», manifestó. También alentó de lo necesario que es que se consuma en tiendas y comercios de la capital burebana.

El pregonero, muy elegante con pajarita.
El pregonero, muy elegante con pajarita. - Foto: Valdivielso

Los aplausos del público asistente dieron paso a que el bloguero Abilio Estefanía comenzara con la lectura del pregón. Antes de ello tomó un selfie desde el escenario con todo el público de fondo. En su discurso sugirió que a lo largo de estos días y al subir fotos en las redes sociales, se utilice el hashtag #BriviescaFiestas2019, para conseguir que desde cualquier lugar del mundo puedan seguir el festejo a través de las miles de instantáneas solo con entrar en esa etiqueta.

Emocionado propuso a los burebanos la necesidad de crear «Marca Bureba, porque Briviesca necesita a su comarca». Para terminar añadió que las fiestas tienen que ser recordadas como «una celebración alegre y divertida donde el respeto, la libertad y la tolerancia se respire en el aire». Con estas palabras y un ¡viva Briviesca!, concluyó. Cabe destacar que todas las intervenciones fueron traducidas al lenguaje de signos por dos intérpretes situados junto al portavoz oficial del acto.

Fue entonces cuando la Banda Municipal tocó de nuevo, en esta ocasión interpretó el Pasodoble Santander. Al acabar, el regidor lanzó el tradicional chupinazo de inicio de fiestas, que fue respondido con múltiples aplausos.

PROGRAMACIÓN.

Una vez que concluyó el primer acto institucional de las fiestas, el público se fue desperdigando, unos hacia los bares del centro y otros acompañando el pasacalles de gigantes y cabezudos que recorrió las calles del centro de la ciudad. Por la noche, el grupo The Taverns fue el encargado de animar la Plaza Mayor con su música. Por la madrugada se realizó la suelta de vaquillas en la Plaza de Toros y a continuación un dj ofreció un show en una macrodiscoteca. En la jornada de hoy, Cruz Roja Briviesca ha organizado juegos populares. Al mediodía habrá una sangriada que organizan las peñas y a partir de las 13:30 horas se celebrará la bajada de blusas.