600 personas protestan en la calle contra las políticas educativas

R.L. / Miranda de Ebro
-
Los jóvenes encabezaron la protesta, que partió de la sede de la Junta y concluyó en la plaza de España. - Foto: R.L.

Padres e hijos participaron en la manifestación convocada por los estudiantes. La cifra de alumnos que no acudieron a clase en esta jornada de huelga se aproximó a los 1.400


Padres e hijos, todos juntos, salieron ayer por la tarde a la calle para  protestar por las nuevas leyes educativas y los recortes en Educación. Alrededor de 600 personas, según fuentes policiales, secundaron la movilización convocada por el Sindicato de Estudiantes y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos. Al frente de la comitiva, que partió de la sede de la Junta y discurrió hasta la plaza de España, estaban los propios estudiantes de Secundaria, que no dejaron de entonar consignas contra el Gobierno, los recortes y la crisis. Más atrás, familias enteras que no quisieron perder la oportunidad de mostrar su desacuerdo con las nuevas políticas educativas.
Los organizadores echaron «en falta» a muchos de esos más de mil alumnos de Secundaria que no fueron por la mañana a clase secundando la jornada de huelga. El portavoz de los estudiantes, Antonio Muñoz, se sentía «decepcionado» porque si bien «han ido pocos a clase, aquí no hay muchos». «Puede que estén a favor de las huelgas, pero ya les dije en clase que esto no es para quedarse en casa o tener un día de fiesta. Hay que estar en la calle defendiendo lo que es suyo», declaró, y anunció que de cara a la huelga general convocada para el 14 de noviembre su intención es animar a los alumnos a que no vayan a clase porque «allí se verá realmente que todos estamos en el mismo saco y luchamos por lo mismo».
Hoy, los recortes ya se están dejando notar en los centros al no cubrirse algunas bajas, como en el instituto Fray Pedro de Urbina «donde estuvieron un mes sin un profesor de PCPI». Desde la Federación de Ampas temen que con la llegada del frío se vuelva a ajustar la calefacción de los colegios «y más con la subida del IVA, que no se hizo previsión de ello». También lamentan que los recortes hayan «masificado» las aulas, acabado con programas como el de Centros Abiertos, mientras que Madrugadores y Tardes en el Cole ya no se ofertan en Cervantes y Altamira. Asimismo, en algunos colegios se está pidiendo de nuevo a los padres dinero para material y fotocopias. La media es de 20 euros, una cifra que en Secundaria «es probable que sea más alta», indicó la presidenta de la Federación de Ampas, Charo Díez.

centro a centro. Por la mañana, alrededor de 1.140 alumnos de Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos se ausentaron de las aulas, lo que supone el 74% del total. En el instituto Montes Obarenes la huelga tuvo una incidencia del 90% entre 3º, 4º de ESO y Bachillerato, y de un 50% entre el alumnado de 1º y 2º de ESO. La repercusión fue similar en el instituto Fray Pedro de Urbina, con un 98% de ausencias a partir de 3º de ESO, mientras que en CIFP Río Ebro solo fueron a clase 17 alumnos. Faltó el 90%.
En Infantil y Primaria el seguimiento de la huelga fue del 18%, sumando entre los dos ciclos un total de 375 faltas.