Repliegue parcial en el HUBU

G.G.U.
-

El hospital valora liberar ya la URPA de críticos por la pandemia

Salvo cirugías oncológicas y urgencias, el complejo asistencial suspendió toda la actividad quirúrgica entre el 12 y 16 de marzo para dedicarse de lleno a la crisis del coronavirus. - Foto: Luis López Araico

El plan de repliegue del HUBU contempla vaciar la Unidad de Reanimación Postanestésica (URPA) de pacientes críticos por la enfermedad del coronavirus (denominada covid-19) a partir de la semana que viene. En los últimos días se han reducido los ingresos en planta en los tres hospitales de Burgos, por lo que la previsión es que la UCI (única para toda la provincia) pueda hacerse cargo de los pacientes más graves por la enfermedad del coronavirus con su dotación estructural de camas (26) y las habilitadas en algunos quirófanos.
Entre el HUBU, el Santiago Apóstol (Miranda) y el Santos Reyes (Aranda) sumaban ayer 138 personas ingresadas en planta por el SARS-CoV-2 y 30 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Son las cifras más bajas desde hace cuatro semanas y la previsión epidemiológica es que los contagios vayan reduciéndose hasta estabilizarse en unos 15 o 20 nuevos diarios que, si se detectan pronto y se aíslan, permitirían compatibilizar actividad ordinaria de los hospitales con la pandemia.
Por ese motivo, y siempre que las cifras sigan con tendencia descendente, se contempla la posibilidad de evacuar la URPA de pacientes infecciosos para ganar capacidad quirúrgica. Todo ello tras una desinfección específica y pormenorizada, que garantice la seguridad. Es decir, que será un proceso progresivo y muy cauteloso, pero imprescindible para recuperar actividad programada en el HUBU. Las cirugías oncológicas más prioritarias se han seguido haciendo, así como las urgencias, pero todo lo demás se suspendió entre el 12 y el 16 de marzo, por lo que hay mucha patología pendiente.

[más información en la edición impresa]