Lerma, orgullo barroco

DB
-

El convento de Santo Domingo acoge una muestra de La Hormiga sobre el Siglo de Oro

Lerma, orgullo barroco

La Asociación Cultural La Hormiga, de Lerma, lleva más de treinta años realizando actividades culturales en la villa ducal. Teatro, la Fiesta Barroca, las danzas de época y los malabares son sus actuaciones más destacadas, y a ellas se ha sumadio este mes de diciembre la exposición ‘La construcción de Lerma. Vestidos y revestidos del Siglo de Oro’.
La muestra, que se encuentra en el convento de SantoDomingo, hace un recorrido, a través de paneles explicativos, por la construcción de los distintos monumentos de Lerma, en la que se habla de los métodos constructivos del siglo XVII, y donde también se puede ver, a través de las imágenes creadas por Antonio Gregori, cómo eran los monumentos que hoy en día ya no existen, como por ejemplo el castillo sobre cuyos cimentos hoy se erige el Palacio Ducal. Tras la introducción del contexto histórico, el visitante puede contemplar los distintos elementos que componen la Fiesta Barroca, cobrando especial importancia las vestimentas del Siglo de Oro, como las que se lucieron según las costumbres del siglo XVII.
«Desde nuestra raíz participativa queremos implicar a los lermeños y visitantes en la naturaleza histórica de tan magna construcción, en el contexto social y de costumbres que acompañabany seguían los fastos y actos que el Duque de Lerma organizaba para la realeza, nobleza y burguesía de la época, con participación popular, ornamentación de edificios y vías,y desfiles que acompañaban los eventos», señala la presidenta de La Hormiga, Eva Blanco.
Con la inauguración de la exposición, matiza Blanco, La Hormiga «crea un nuevo atractivo a la oferta cultural y turística de Lerma», apunta la presidenta, quien espera que esta exposición, «ayude a paliar la resaca post-Edades al ofrecer un nuevo espacio expositivo en la comarca». La exposición abre los fines de semana y festivos, de 12:00 a 14:00 horas, y de 17:00 a 19:00 horas. La realización de la muestra, apunta Blanco, ha sido posible gracias a los fondos propios de la asociación, la financiación de Adecoar y Sodebur, y la cesión del espacio por el Ayuntamiento, a quienes agradece su colaboración, así como a los miembros de La Hormiga, «que han dedicado muchas horas para poner a punto la muestra».