Artillería tendrá el 50% de VPO y el 50% de vivienda libre

Á.M.
-

La propietaria registró el viernes el estudio de detalle de la parcela conforme a lo estipulado en el Plan General

Artillería tendrá el 50% de VPO y el 50% de vivienda libre - Foto: Araico Luis López Araico

La promotora del antiguo acuartelamiento de Santa Bárbara ha registrado en el Ayuntamiento de Burgos el estudio de detalle de la parcela para la construcción de 168 viviendas libres y 168 VPO, toda vez que el PP rechazó el convenio previsto para construir 320 VPO y, a cambio, entregar a la empresa suelo público residencial valorado en más de ocho millones.
Dado que tampoco Ciudadanos o VOX secundaban esa opción, la empresa no ha perdido tiempo y ha entregado -el viernes- un estudio acorde a lo que dictamina el Plan General de Ordenación Urbana. Es decir, se ciñen a los derechos que tienen reconocidos. Antes de entregarlo, el documento fue mostrado a los ‘populares’ y a VOX (Cs no encontró lugar en su agenda para atender esta cuestión). Y también era conocido por los técnicos municipales que van a informarlo. Esto es, se ha buscado una solución consensuada.
El nuevo estudio de detalle contiene algunos cambios. El más relevante, que se vuelve a la fórmula de 50% VPO y 50% vivienda libre. Eso obliga a separar unas promociones de otras. En el estudio anterior no existía la necesidad de diferenciar unas viviendas de otras puesto que todas eran iguales (90 metros a precio tasado). Ahora, al tenerse que atener a lo que dictamina el PGOU, sí se separan. Así, habrá una urbanización privada en forma de U que albergará todas las viviendas libres, mientras que las VPO quedan repartidas en tres bloques diferentes, uno de ellos con 11 pisos de altura (los mismos que tienen los edificios de Juan XXIII).
Eso mermará el espacio destinado a urbanizar un parque de grandes dimensiones, que aun así seguirá siendo muy superior al que estaban obligados a hacer. En su planteamiento anterior, la promotora diseñaba una zona verde de 16.442 metros cuadrados. Ahora, al tener que separar los edificios, tendrá 12.191, mientras que el PGOU obliga a hacerlo de 7.200. Tendrá, por tanto, 5.000 metros más de lo necesario.
Lo que se mantiene es una parcela cuadrada de casi 6.000 metros que albergará un equipamiento privado comercial -ya ha habido varios operadores interesados en ella-, mientras que la dotación que el Ayuntamiento podrá construir a futuro dispondrá de un espacio de 4.800 metros. Estará alineada (ver recreaciones junto a estas líneas) con las viviendas libres e integrada en el parque. Sabedora de que en el Ayuntamiento eso de decidir qué hacer y hacerlo puede llevar su tiempo, la promotora se compromete a urbanizar el suelo dotacional para que quede integrado en el parque hasta que se construya aquello que los partidos políticos consensúen al respecto.
Al presentar el estudio de detalle, la mercantil inicia un proceso que pasa por su estudio y aprobación, algo que podría suceder a finales de año, ya que todos los partidos, con la excepción de Podemos, parecen estar de acuerdo en ejecutar el Plan General en su versión más purista. Los planes de la empresa pasan, según confirman fuentes de la misma, por «iniciar la demolición del antiguo acuartelamiento a principios del próximo año». Antes, el Ayuntamiento deberá ‘archivar’ los dos estudios presentados previamente.