«Hay miedo de que la gente decida de manera directa»

A.S.R.
-

La participación ciudadana es la bandera de esta agrupación, que acude a las urnas para echar a Lacalle, y a la derecha, del sillón

Eugenia Sáez. - Foto: Alberto Rodrigo

Contra todo pronóstico, incluido el suyo, el pasado 15 de marzo, sus compañeros pusieron el futuro de la ciudad en sus manos. Un peso que esta burgalesa del 91, de Pradoluengo, graduada en Psicología, especializada en Igualdad de Género y actualmente en paro, lleva convencida de que Imagina Burgos seguirá en el Salón de Plenos. Con Izquierda Unida siempre en el corazón y un padre teniente alcalde por el PSOE en la villa textil, en su casa la política es el pan suyo de cada día.

¿Qué hace una chica como usted en un sitio como este?

Era el momento de que las mujeres empezasen a liderar los proyectos políticos. Hemos vuelto a salir a la calle a pedir una igualdad real y es hora de que la pidamos dentro de las instituciones y las encabecemos.

¿Cuál es su quiniela para el 26-M?

Nosotras queremos ser una alternativa real de gobierno.

¿Cómo se traduce ese deseo en números?

No sabría dar un número redondo. Mi quiniela es entre 6 y 14 (ríe).

¿Y cómo quedarían sus contrincantes?

Mi ilusión es que la derecha no consiga sumar para gobernar y que tampoco lo haga el Partido Socialista con Ciudadanos porque creo que esa va a ser la opción del PSOEsi se ve en la tesitura de elegir. Y por eso nosotras queremos tener una amplia representación para de verdad ser una alternativa. Es muy difícil que ahora mismo alguien gobierne con mayoría absoluta, estamos condenados a entendernos y eso también es bueno para la ciudadanía. Yo espero que entre las tres fuerzas de derechas no lleguen a sumar los 14 que se necesitan.

Ponen ojitos a los socialistas...

No es que pongamos ojitos, al final esa es una decisión que se debe tomar en la asamblea, desde la candidatura no podemos hacerlo de manera unilateral porque no nos compete, pero sí queremos ser una alternativa progresista de gobierno, no podemos seguir sufriendo las políticas del Partido Popular.

Hasta ahora no ha nombrado a Podemos. ¿Adónde están dispuestos a llegar con esta formación?

Imagina Burgos siempre ha primado la unidad sobre todas las cosas. No entendemos los proyectos personalistas y la gente que se ha querido ir de esta formación ha sido para tener unos proyectos basados en personas concretas y eso es algo que Imagina no ha querido nunca.

Pero si esa alternativa progresista de gobierno pasa por coger de la mano a Podemos...

Esa decisión la tiene que tomar la asamblea, pero el objetivo es sacar a la derecha del Ayuntamiento. No queremos a Lacalle, pero tampoco un gobierno de Lacalle, Marañón y Ángel Martín.

¿Qué sería de Imagina si se quedan a cero concejales?

Mucha de la gente de Imagina estamos en los movimientos sociales de Burgos, trabajábamos en la calle antes y no dejaremos de hacerlo si Imagina acaba desapareciendo, que no creo que sea así.

¿Por qué los burgaleses tienen que confiar en un partido que en la anterior legislatura a las primeras de cambio saltó por los aires?

Insisto, saltó por los aires por un problema de personalismo de gente que había dentro. Imagina ha seguido trabajando, ha llevado muchísimas propuestas a Pleno, el 88% aprobadas, que no se han llevado a término por una mala gestión del equipo de Gobierno, pero el trabajo que hemos desarrollado dentro de la institución es muy reseñable.

Presumen de la toma de decisiones en asamblea. ¿En esa hipotética llegada al poder, esto ralentizará el funcionamiento del Ayuntamiento?

No, es otra manera de hacer política y más participativa.Imagina siempre ha llevado a la institución la necesidad de que la ciudadanía participe de manera directa en la toma de decisiones, es nuestra seña de identidad y no la podemos perder. Hasta ahora no se le ha dado esa oportunidad porque hay miedo de que la gente decida de esa manera tan directa.

Su medida estrella sería...

La participación de la ciudadanía es fundamental para Imagina y para mí, personalmente, la vivienda.Muchos jóvenes no se independizan porque, a pesar de estar trabajando, no pueden alquilar un piso. Urge una oficina de vivienda municipal, que sea intermediaria entre arrendatarios y arrendadores.

Habla de los jóvenes, para los que todos los programas hablan de alternativas de ocio, pero nadie consigue encauzarlas...

Todos estos planes alternativos se olvidan de algo muy importante: contar con los propios jóvenes, no se sabe lo que les interesa. Lo primero es recoger su punto de vista sobre lo que necesitan. A partir de ahí sí se podrán hacer esas propuestas. Para que se queden en la ciudad es fundamental la vivienda y el empleo. Si no les damos oportunidades, si no pueden quedarse a trabajar se tendrán que ir y esto genera una problemática a corto plazo, porque la ciudad envejece, y a largo, porque no habrá relevo generacional para cubrir los puestos libres. El Plan de Empleo es necesario, pero necesita financiación y recursos materiales y personales.

Encienden los focos también en la mujer. ¿Por qué Imagina es la mejor opción para ellas, aparte de ser una de las dos candidaturas liderada por una?

Es verdad que no vale con que una formación la lidere una mujer, pero es reseñable que seamos la única formación con representación en el Ayuntamiento que ha confiado la cabeza de lista a una mujer. A muchos partidos se les llena la boca con feminismo, pero a la hora de liderar un proyecto siguen poniendo a los mismos hombres. Y luego tenemos la perspectiva de género incluida a lo largo de nuestro programa, con medidas encaminadas a que las mujeres estén más presentes en la vida laboral.Somos la única fuerza que lo tiene interiorizado en su día a día.

¿Qué propuestas concretas tienen para ellas?

Proponemos una contratación equitativa de mujeres y hombres, que se dé continuidad, presupuesto y validez al plan de igualdad de oportunidades del Ayuntamiento, que no se le está dando ninguna visibilidad, apostamos por luchar contra la trata de personas, por un urbanismo de género...

¿Y qué encuentran en su programa los empresarios, un colectivo más ajeno, a priori, de su formación?

Imagina lleva ayudas y subvenciones a pymes, micropymes, autónomos y cooperativas, olvidadas por completo frente a grandes corporaciones. Son formas de crear empresas de otra manera, quizás, más respetuosa con la ciudadanía. Apostamos por el pequeño comercio, su importancia para revitalizar los barrios, al que se le deja de lado frente a las grandes superficies.Se pone el acento en las grandes firmas y dejamos de lado a otras que contribuyen mucho a que esta ciudad siga adelante.