Burgos, potencia eólica regional

L.M.
-

La provincia genera la tercera parte de toda la energía eólica de la comunidad.

Uno de los parques eólicos de la provincia. - Foto: PATRICIA

l.m. / burgos
Aunque muchos se hayan acostumbrado ya a, en muchos puntos de la geografía burgalesa, levantar la vista y observar, al horizonte, un sinfín de modernos molinos de viento, su presencia en los campos y montes de la provincia no se alarga más allá de los últimos 20 años. Durante todo este tiempo, este modelo de energía renovable, que se sirve de las rachas de viento para mover unas grandes palas, que generan electricidad al mover una turbina, se ha ido haciendo cada vez más y más presente.
Tanta es su afluencia que de los 11,1 millones de megahercios (MWh) de producción bruta de energía eléctrica que se generó en 2017 en Castilla y León mediante este proceso, una tercera parte, 3.878.750 MWh tuvieron el sello de origen en la provincia. Es más, para poner en contexto, la energía generada en el territorio burgalés es la misma que la suma de la de Zamora, Ávila, Soria y Segovia.
Así se recoge en el último boletín de estadísticas energéticas que ha publicado la Consejería de Economía de la Junta, y en el que se detalla la producción mensual durante 2017, que señala a Segovia, con apenas 86.618 MWh, como el lugar donde menos electricidad se genera mediante molinos de viento. Soria, con 2,5 millones de megahercios, es la segunda provincia con mayor producción tras Burgos, mientras que en Zamora rebasan el millón (1.068.998 MWh). El total nacional asciende hasta los 47,6 millones de MWh, por lo que la energía made in Castilla y León representa cerca de 23,37% en el sumatorio final. En cada uno de los doce meses del 2017 Burgos estuvo a la cabeza, siendo febrero, marzo, abril y diciembre cuando mayor cantidad se generó, mientras que el menor registro se produjo en septiembre.

[Más informción en la edición impresa]