La llegada del AVE se retrasará otro año

L.M.-P.C.P.
-

La presidenta de Adif comprometió la fase de pruebas para junio pero ahora adjudica obras necesarias «para la adecuada explotación de la nueva línea» que precisan 6 meses más

La llegada del AVE se retrasará otro año - Foto: Alberto Rodrigo

Otro plazo incumplido. Otro retraso acumulado. Otro año que pasa en el calendario sin que la alta velocidad llegue a Burgos y sin que se concrete cuándo y cómo tendrá continuidad hacia el País Vasco y, en definitiva, hacia Europa. Las obras de ampliación de la estación Rosa de Lima, que estaba en el proyecto inicial con el desvío, y el acondicionamiento del intercambiador acaban de ser adjudicadas con 6 meses de plazo, por lo que su finalización tendrá lugar ya entrado 2020. A partir de ahí empezará, si no hay más contratiempos, el periodo de formación de los maquinistas, pruebas y certificación de los sistemas de seguridad de la línea Venta de Baños-Burgos, 95,5 kilómetros de nueva plataforma con una sola vía y en obras desde hace una década.
El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias reconoce que «la homologación llevará varios meses», una vez completadas las obras que actualmente siguen en ejecución, pese a que la presidenta de Adif se comprometió a finalizar hace al menos un mes. Isabel Pardo de Vera afirmo en septiembre de 2018 que para mediados de 2019 «podrían empezar las pruebas necesarias para poner en marcha la línea» Venta de Baños-Burgos. Unas pruebas que en el tramoAntequera-Granada comenzaron el 1 de diciembre de 2017 y terminaron el pasado 24 de junio con la inauguración de la línea por parte del presidente del Gobierno,Pedro Sánchez. Con esos guarismos, año y 7 meses de ensayos, la alta velocidad no llegaría a Burgos hasta el segundo semestre de 2021. 
Azvi será la encargada -por 2,26 millones de euros- de estas obras complementarias. Para habilitar el uso del andén 3 de la estación, «necesario para la adecuada explotación de la nueva línea», recalca Adif, se requiere demoler el tabique provisional y adecuar la parte final del paso inferior, así como ejecutar un pequeño vestíbulo que sirva de distribuidor a los accesos al andén, mediante ascensor y escaleras fijas y mecánicas. También se realizarán las instalaciones necesarias en el andén 3, se completará su relleno y se colocará el solado y el vallado en el lado contrario al de la vía, explican fuentes oficiales.
También en el entorno de la estación, donde se instaló el intercambiador que inicialmente estaba proyectado enQuintanilleja, se trabajará para complementarlo con otros sistemas de seguridad como el de control de los esfuerzos sobre los mecanismos del cambiador, rociadores en los fosos de descongelación y sistema de videograbación del paso de trenes.