¿La moda que viene?

R.P.B.
-

Con la crisis han surgido muchos modelos de mascarillas. Esta protección tal vez haya llegado para quedarse

¿La moda que viene? - Foto: DB

GALERÍA

Caras con personalidad propia

Quizás acabe convirtiéndose en un accesorio más. Tal vez las mascarillas que han proliferado a partir de la crisis sanitaria hayan llegado para quedarse entre nosotros. Hay marcas de ropa de moda que ya han empezado a apostar por ellas como una nueva vía de negocio. Diario de Burgos ha recorrido las calles para retratar diferentes modelos y estilos, y en un primer barrio ha conseguido recoger nada menos que 18 tipos de mascarillas diferentes (y existen más, claro). Las hay aparatosas, que recuerdan más a las que se emplean tras un desastre nuclear o en aquellos lugares muy contaminados, y las hay hasta estilosas, con colores variados. Otra cosa es que estas últimas cumplan el objetivo esencial, que es proteger a quien la lleva: en este tiempo se ha sabido que ha habido gente que se las ha hecho en casa, a menudo con los materiales que no sirven para proteger un ápice, por más que hayan demostrado talento e ingenio al crearlas.

No existe aún unanimidad entre los expertos sobre si la mascarilla tendrá que usar de forma cotidiana en adelante ya no sólo en espacios cerrados, sino también al aire libre. Ni siquiera sobre cuáles son las más idóneas para su fin: protegerse de un posible contagio y no contagiar en caso de ser portador del maldito virus que parece haber venido para cambiarlo todo. Lo cierto es que desde el inicio de la desescalada es más que cotidiana la estampa de los burgaleses con mascarilla en el supermercado y otras tiendas, sino también en los paseos que ya se han permitido, e incluso entre aquellos que están haciendo deporte. Entre estos, los hay que aseguran que no facilita la respiración, por lo que es más difícil ver a un atleta con este accesorio puesto mientras se ejercita.