Los delitos sexuales suben un 20% en los primeros 9 meses

F.L.D.
-

Se contabilizaron hasta septiembre 59 infracciones de este tipo, la cifra más alta en los últimos 3 años

Furgón policial. - Foto: J.J.M.

La criminalidad mantiene una evolución creciente a lo largo de todo el 2019 en la provincia de Burgos. En el tercer trimestre, se incrementó un 7,3% según los datos publicados por el portal estadístico del Ministerio del Interior a raíz de las denuncias y diligencias instruidas por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y también las policías locales. Hasta septiembre se contabilizaron 9.126 infracciones penales, 618 más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. El aumento más notable se produjo en Aranda de Duero, donde se contabilizaron 1.172 (un 20% más), seguida de la capital, que sumó 4.356 (un 5,8%) y por último Miranda de Ebro, donde hubo 820 (un 5,3%). Especialmente notable es la subida de los delitos contra la indemnidad y la libertad sexual, que alcanzaron además la cifra más alta desde 2016. En total, hasta septiembre se registraron 59 infracciones de este tipo, 10 más que el pasado año, lo que supone un incremento del 20,4%. De ellas, dos fueron violaciones, la mitad que hace un año.
Los homicidios dolosos y asesinatos, tanto consumados como en grado de tentativa, también experimentaron un incremento con respecto a 2018. En cuanto a los primeros, se contabilzaron cuatro delitos hasta septiembre, dos más que hace un año. Hay que recordar que a lo largo de estos meses han tenido lugar crímenes mediáticos como el de Fernando Martín, en Miranda de Ebro, un caso conocido como el del ‘Escayolista’, o las dos víctimas de violencia de género, Monika Asenova en Salas de los Infantes, y María Josefa Santos, en Villagonzalo-Pedernales.
Por otro lado, la estadística muestra otros 8 homicidios dolosos o asesinatos que no se llegaron a consumar, seis de ellos se produjeron en las tres localidades con más población de la provincia, y otros dos en el resto de municipios. Son cinco más que los que se registraron en septiembre de 2018.
En cuanto al resto de infracciones penales, todas crecen menos los robos con fuerza en domicilios y los delitos graves de lesiones y riñas tumultuarias. Así, se produjeron 105 robos con violencia e intimidación, un 6,1% más que el pasado ejercicio. La tipología con mayor número volvió a ser una vez más los hurtos, concrétamente 2.228, lo que también representa un ligero incremento del 3,1% con respecto al tercer trimestre del año anterior. Además, se denunciaron 85 sutracciones de vehículos, diez más que en, mientras que el tráfico de drogas se mantuvo en cifras similares.