Se armó el Belén en Torregalindo y ya van 35 años

I.M.L.
-

Los vecinos de este municipio ribereño se vuelcan para convertir sus calles en una auténtica ciudad de Judea de hace dos milenios, para que los Reyes Magos se sientan como en casa

Se armó el Belén en Torregalindo y ya van 35 años

Este año, los vecinos de Torregalindo ya están ultimando los detalles para que esta tarde se celebre la 35 edición de su Belén Viviente y Cabalgata de Reyes. Llevan semanas, algunos meses, con los preparativos y eso ha llegado a oídos de sus Majestades de Oriente. "Nos encontramos con un pueblo que nos hace recordar una entrañable nostalgia y de una manera increíblemente fiel, aquella primera vez que, guiados por la misma estrella que nos conduce a vosotros, llegamos a aquella aldea en tierras de Nazaret", confiesan los Magos en la misiva que han remitido a los torrejanos. Porque, antes de que este 5 de enero anochezca, la localidad se va a transformar como si hubiese viajado en el tiempo y en el espacio.

Todo eso es posible gracias al tesón de un puñado de vecinos y colaboradores que logran que una localidad donde en invierno viven "65 almas, con conejos y gallinas" apostilla Miguel del Val, uno de los más veteranos, reciba a Melchor, Gaspar y Baltasar con más de 200 figurantes y protagonistas, Niño Jesús incluido, atrayendo a más 5.000 curiosos. "Esto nació como un pequeño auto sacramental al lado de la escuela, luego se trajo a la plaza con cuatro puestos y los Reyes iban con la colcha de alguna vecina y caballos que nos prestaban y poco a poco se ha ido aumentando todo", recuerda Del Val, que asegura que "nos hemos vuelto un poco locos, pero ese día te da un subidón cuando ves todo lo que hay y la emoción de los niños, sobre todo cuando les nombran para darles su regalo".

En todos los menesteres que se precisan para tener controlado cada detalle, hay un grupo de voluntarios que llevan meses preparando lo más inimaginable. "Estamos pendientes de otras cosas como de las castañas que hay que comprar, de si tenemos los tarros, las patatas, las antorchas, los caramelos que normalmente son donados,...", enumera Marifé del Val desde el taller de costura y guardarropía improvisado, donde tienen cerca de 400 trajes listos. El equipo de costureras, comandado por Anabel Almendáriz, están concluyendo los uniformes que van a estrenar los 12 antorcheros y "de los trajes comunes hemos hecho otra docena, porque todos los años nos desaparece alguno, y arreglos, costuras descosidas, bajos que hay que meter o sacar". Para ello, las dos semanas antes del 5 de enero, echan muchas horas para que no falte ni un botón y que todo esté organizado para repartir a cada uno sus ropajes, apunta Marifé. 

Además de los trajes de estreno, la organización, a cargo de la ADC Conde Galindo, mantiene su costumbre de innovar en la recreación del pueblo milenario. "Este año hemos extendido el escenario de Herodes, que va a quedar más grandioso. Es una forma de animar a la gente a que repita, porque intentamos sorprender siempre con algo, para la gente que no ha estado nunca y para que la que ya ha estado encuentre las cosas nuevas", asegura Leonor de Diego, presidenta de la asociación torrejana.
autobús. Para facilitar la asistencia de más personas, existe un servicio de autobús desde Aranda, que sale a las 18:45 horas desde el colegio de la Vera Cruz y regresa a las 21:30 horas, por 3 euros el viaje de ida y vuelta.

Pendientes de su solicitud de declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, De Diego se reafirma en que esta cabalgata sirve para demostrar "que los pueblos pequeños pueden hacer cosas bonitas, que salimos solo por lo que nos falta, médicos, escuelas, pero demostramos así que todavía tenemos fuerza para hacer cosas bonitas".