Mañueco pide que prime la incidencia en el reparto del fondo

SPC
-

El presidente de la Junta reclama que el dinero adicional que venga de la Unión Europea beneficie a las comunidades autónomas

Alfonso Fernández Mañueco. - Foto: Ical

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidió ayer que en el reparto del Fondo Extraordinario del Gobierno de la Nación entre las comunidades autónomas, dotado con 16.000 millones de euros, prime la incidencia acumulada de la pandemia de la covid-19 y no el criterio «puro y duro» de la población. No en vano, significó que debe servir para «garantizar» el pago de la factura del coste por el coronavirus así como «blindar» los sistemas públicos de salud y de servicios sociales de los territorios. Además, reclamó que ese fondo no sea reembolsable y que dinero sea «adicional» a lo ya comprometido por el presidente Pedro Sánchez «ni a cuenta de lo que nos debe el Ejecutivo de España».
Tras participar en la octava conferencia de presidentes autonómicos monográfica, Fernández Mañueco aseguró conocer la cifra que reclama la Junta en el reparto del fondo especial, aunque apuntó que la trasladará durante la jornada de hoy Carlos Fernández Carriedo en la reunión «informal» que mantendrán los consejeros de Hacienda con la ministra del ramo. 
En todo caso, consideró que sería una «decepción tremenda» si los criterios que se utilizan para apoyar a las comunidades autónomas no sea el dato de casos afectados por el coronavirus. «El gasto sanitario y de los servicios sociales va vinculado, claramente, al número de contagiados, por lo que el criterio de población no es aceptable en estos momentos, para otras cuestiones tampoco», afirmó en declaraciones recogidas por Ical.
Además, subrayó que el Fondo Extraordinario no «satisface» todas las pretensiones de la Junta. De ahí que aprovechara la conferencia telemática de ayer para solicitar que parte de los fondos adicionales de la Unión Europea sean para las comunidades y no descartó que también puedan beneficiarse los ayuntamientos y las diputaciones provinciales. En este sentido, recordó que del dinero recibido por el Gobierno para Servicios Sociales la mitad irá destinado a las entidades locales, sin descartar que se puedan incrementar, en el futuro, esas cantidades, «una vez que justifiquen los gastos extraordinarios». 
Fernández Mañueco pidió que la flexibilidad del déficit, que ha aprobado la Unión Europea con los países miembros, también llegue a las comunidades. Y es que precisó que quien afronta mayores gastos, y por tanto «incurre» en mayores compromisos económicos a la hora de luchar contra la pandemia, son las autonomías, a través de la sanidad, los servicios sociales y la gestión de la educación.
En cuanto al Ingreso Mínimo Vital que prepara el Gobierno central, Mañueco declaró que se ha hablado «mucho» sobre la prestación pero con «poca concreción», más allá de «reflexiones teóricas». Reiteró que la postura del Ejecutivo autonómica es que este ingreso debe ser igual para toda España y vinculado a la búsqueda de un empleo.