Un año con Peñarroya

C.P. / Valencia
-

El San Pablo hizo oficial el fichaje del entrenador catalán el 22 de junio de 2019. Hoy, un año después, el conjunto azulón se codea con los mejores clubes de la ACB y de la Champions League

Joan Peñarroya tomó los mandos del equipo azulón hace hoy justo un año; hoy trata de meter al equipo azulón en 'semis' de la ACB. - Foto: Valdivielso

Joan Peñarroya llegó al San Pablo el verano pasado «convencido por la ilusión y la ambición del proyecto». Así lo expresó en su presentación. «Haremos un buen papel en Europa y se puede luchar por ser séptimos en la ACB», dijo en ese momento. Hoy, un año después de que el club hiciera oficial su incorporación, está cumpliendo con las expectativas generadas con su fichaje.  

El entrenador catalán se marchó del Baxi Manresa porque Burgos le ofrecía «más herramientas para ser competitivo». También le metía una dosis más de presión porque debía mejorar la gran labor realizada por Diego Epifanio, quien no fue renovado pese lograr la clasificación para Europa.

Peñarroya asumió el reto con naturalidad y entró en Burgos con el pie derecho. Ganó siete partidos consecutivos en el inicio de temporada, incluidos los dos duelos de la previa de la Champions ante el Kiev Basket. A mediados de septiembre, llegó la primera crisis de resultados con cuatro derrotas seguidas en la Liga Endesa, pero supo reconducir la situación hasta acariciar la Copa del Rey en el mes de febrero. Solo el basketaverage le privó de lo que hubiera sido la guinda a una magnífica temporada.

Peñarroya, junto a Félix Sancho, el día de la presentación del técnico catalán. Peñarroya, junto a Félix Sancho, el día de la presentación del técnico catalán. - Foto: Alberto Rodrigo

Entre medias, tuvo que lidiar con la incómoda situación de Jean Pierre Tokoto, cuyo rendimiento no fue el esperado y se le acabó buscando una salida. Jasiel Rivero, que no contaba para el técnico por su condición de extracomunitario, le ganó la partida al americano. También mermó el potencial del equipo la lesión de gravedad de Goran Huskic, pero eso no fue impedimento para clasificarse  para los octavos de final de la Champions.

Todo iba viento en popa en el San Pablo en el inicio de 2020 y se esperaba un refuerzo para sustituir a Tokoto que nunca llegó. Aún así, se superó la ronda europea ante el Dinamo Sassari y, en el momento que se declaró el parón de la ACB, los burgaleses ocupaban la décima posición en la tabla clasificatoria.

El frenazo de las competiciones lo frenó todo, pero no empaña la gran campaña de Peñarroya en su primer año como azulón. Clasificado para la Final a Ocho de la Champions y con opciones de meterse en semifinales de la Fase Final Extraordinaria de la Liga Endesa, el trabajo del catalán en el banquillo está dando sus frutos y llevando al San Pablo más lejos que nunca.

Un año con PeñarroyaUn año con Peñarroya