Directores de centros rechazan el aprobado general

B.G.R.
-

Tampoco son partidarios de prolongar el curso. Aseguran que ya se han evaluado dos terceras partes del ejercicio y que los profesores no están «de vacaciones». La Junta recomienda repasar contenidos y algunos institutos ya habían preparado nuevos

El último día de clase presencial en la capital fue el pasado 12 de marzo. - Foto: Jesús J. Matías

Hoy se reanudan las clases telemáticas tras unas más que atípicas vacaciones de Semana Santa. Comienza el tercer trimestre y con él se agolpan las dudas sobre su desarrollo y el final de curso. Profesores y responsables de centros educativos esperan con expectación la reunión de mañana entre el Ministerio y las comunidades autónomas a la espera de instrucciones que aclaren si habrá o no evaluaciones y exámenes, y en caso afirmativo de qué manera se realizarán, si se mantendrá el actual calendario, si se avanzará en contenidos... Con independencia de lo que se decida, las fuentes consultadas comparten la opinión contraria al aprobado general, que anunció recientemente el Gobierno de Italia, y también a la posibilidad de extender el ejercicio escolar más allá del próximo 23 de junio.

«Hay que ser flexibles e ir a mínimos pero tampoco regalar aprobados. Que por los menos los alumnos demuestren que han seguido los contenidos y que sepan que no hacer nada tendrá sus consecuencias», subraya el director del instituto Pintor Luis Sáez, José Antonio Virumbrales. En la misma línea se expresa, el equipo directivo del Cardenal López de Mendoza, cuya responsable, María Luz García, cree que «no sería justo» una promoción generalizada, valorando eso sí las circunstancias del estudiante a la hora de facilitar un aprobado.

Las dos primeras evaluaciones están cerradas, por lo que ya están calificadas dos terceras partes del curso, en las que hay escolares que  han demostrado su esfuerzo y que lo siguen haciendo en esta situación excepcional. «No se trata de meter a todos en el mismo saco, sino de dar a cada uno lo que se merece», señala Jesús Javier Martín, director del Liceo Castilla. En este punto alude a la postura del Consejo Escolar del Estado, órgano cuyas decisiones no son vinculantes y que tampoco es favorable al aprobado general, si bien recomienda «limitar la repetición de curso a casos excepcionales», algo que asegura que siempre se ha hecho porque el objetivo es ayudar a los estudiantes a que promocionen.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)