CaixaBank cierra en Severo Ochoa y atenderá en Fátima

L.M.
-

La entidad bancaria está remitiendo cartas a sus clientes anunciando la decisión. Continuarán con la atención presencial en la barriada Juan XXIII

La oficina continuará ofreciendo sus servicios con normalidad hasta que cierre definitivamente. - Foto: Patricia

CaixaBank cerrará su oficina de la calle Severo Ochoa-Luis Cernuda en las próximas semanas. Así se lo están comunicando desde la entidad a los clientes burgaleses vía correo postal desde hace unos días. Los trabajadores que se encuentran ahora mismo en Severo Ochoa pasarán a formar parte de la plantilla de la oficina situada en Nuestra Señora de Fátima, 1, a escasos metros de su actual puesto, quedando integrada de manera «completa». Fuentes de la compañía aseguran que el cambio se ciñe a motivos «organizativos» dada la cercanía entre ambas sucursales, mientras que se respetarán todos lo puestos de trabajo.

Por otro lado, fuentes sindicales admiten que el cierre de oficinas se trata de una práctica extendida por todo el país. Además, apuntan que en ciudades como Valladolid también se van a producir a finales de verano, al abrirse una nueva Store, que aglutina buena parte de las gestiones y clientes de las ‘antiguas’.

Sangría general. Burgos ha perdido 15 oficinas bancarias y alrededor de 40 empleos en el sector en el último año, según datos extraídos de los anuarios estadísticos publicados recientemente por la Asociación Española de la Banca (AEB), la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) y la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (UNACC). A 31 de diciembre de 2018 había en la provincia 329 sucursales y cerca de 1.400 trabajadores de banca, por las 344 dependencias y más de 1.430 empleados de 2017. Atendiendo al informe anual de la AEB, una organización que cuenta con 80 socios y representa al 62% de las entidades bancarias que operan en nuestro país, desde el inicio de la crisis económica, en 2008, y hasta finales del ejercicio pasado, han cerrado sus puertas en la provincia 44 oficinas, lo que supone un 38% menos de las 117 sucursales que había operativas una década antes.

Caixabank anunció a finales del año pasado que Burgos se convertirá en el centro neurálgico de la entidad en esa zona noroeste, a cuyo frente se sitúa Marc Benhamou Gallego. La toma de decisiones de la entidad financiera para la región y Galicia se instala, por tanto, en la Casa del Cordón.