Los concesionarios reabren talleres y ventas con cita previa

H.J.
-

Las franquicias de reparaciones mecánicas y las tiendas de recambios retoman también la actividad, de momento limitada a las averías consideradas urgentes y a aquellas piezas que no puedan esperar

Recepción de un concesionario de la capital, donde han instalado medidas de seguridad para trabajadores y clientes. - Foto: Alberto Rodrigo

«Estábamos como las peluquerías antes de que pudieran abrir, teníamos llamadas de gente que pedía arreglar averías, repuestos o pasar las revisiones porque no quería tener problemas luego con las garantías o los plazos y poco a poco hemos empezado a atenderlas». Carlos Arce, presidente provincial de la Asociación de Concesionarios de Automóviles (Aconauto), explica así cómo a lo largo de la semana pasada reabrieron los servicios de postventa pese a que la mayor parte de Burgos se encuentra todavía en la fase 0 de la desescalada. Además, desde hoy se ponen de nuevo en marcha las zonas de venta aunque con cita previa, tal y como marca la normativa del «alivio» de la fase 0
De los concesionarios dependen cientos de puestos de trabajo y aunque muchos de ellos siguen en situación de ERTE o de reducción de jornada, paulatinamente tratan de recuperar su actividad aunque sean conscientes de que ya nada volverá a ser como antes del estado de alarma.
«Estamos trabajando con incertidumbre pero también adoptando muchas precauciones, con equipos de protección individual, desinfectando los vehículos, recogiendo y devolviendo el vehículo cuando es posible y guardando las necesarias distancias de seguridad», apunta Arce.
Siempre con cita previa atienden también los talleres de mayor tamaño, que habían estado cerrados durante varias semanas y que también están recuperando la atención al cliente para aquellas averías que se consideren urgentes, aunque sea con horarios modificados y plantillas limitadas. Incluso las tiendas de recambios del automóvil venden con cita previa para elementos que afecten a la seguridad en la circulación. 
Hasta la semana pasada, como también explica Julián Alonso, presidente de GJ Automotive, y a falta de ventas presenciales los concesionarios han apostado por las ventas online, por la atención telefónica a todo aquel que está interesado en comprar un coche y por la reactivación del taller. «En una situación normal atenderíamos unos 100 vehículos diarios, ahora llegan 30 o 40 pero nuestro objetivo es estar preparados para cuando estemos en fase 1», contaba el viernes pasado.
[Información completa en la edición impresa de Diario de Burgos de este lunes]