La obra de Pozanos cortará la calle al tráfico 6 meses

DB
-

Los trabajos comenzarán el próximo miércoles, 13 de mayo, y está previsto que concluyan el 4 de noviembre. Durante este tiempo se desviará la circulación de vehículos y el trayecto del autobús urbano

La acera es muy estrecha y tiene mucha pendiente. - Foto: Luis López Araico

Las obras de reurbanización de la calle Pozanos para mejorar la accesibilidad los itinerarios peatonales arrancarán el próximo miércoles, 13 de mayo, y durarán seis meses, tiempo en el que la vía estará cortada al tráfico. Esta actuación la llevará a cabo Construcciones Jacinto Lázaro por un importe de 486.020 euros.

Para lograr este objetivo se eliminan los dos carriles de circulación, uno por sentido, lo que permitirá ampliar la acera y eliminar la actual pendiente. También se ordenarán las plazas de aparcamiento (se generan 13 y no se suprime ninguna) y se ganarán zonas ajardinadas.

Esta actuación mantiene la parada de autobús existente aunque se mejorará su accesibilidad. Igualmente se mantienen los accesos de vehículos a las casas que así lo han solicitado, creando en el tramo que es posible un aparcamiento en línea.

La obra de Pozanos cortará la calle al tráfico 6 mesesLa obra de Pozanos cortará la calle al tráfico 6 meses

El pavimento proyectado está formado por losas de hormigón monocapa y se eliminará el desnivel existente entre el firme de la glorieta, en la confluencia de la calle del Hermano Fortunato y la acera proyectada. La nueva iluminación se extenderá al resto de la calle Pozanos para dar homogeneidad al alumbrado, dado que se instalará tecnología led.
La actuación prevé la sustitución y renovación de todos los servicios afectados por las obras. Aguas de Burgos colabora con esta actuación con 57.668 euros. 
La remodelación de esta calle, una de las principales del G-3, era una demanda de hace años de los vecinos debido a que la estrechez de la acera y la elevada pendiente suponía un problema para personas con movilidad reducida, para las que van en silla de ruedas y para carritos de bebé. Los residentes sufrirán la incomodidad de estar medio año en obras pero posteriormente verán mejorado el tránsito y el acceso a sus casas.