scorecardresearch

Máximo respeto entre los técnicos del Burgos y el Mirandés

R.M-Ó.C.
-

Calero y Escobar, entrenadores de Burgos y Mirandés, confían en las opciones de sus equipos, aunque advierten del peligro del oponente que mañana tendrán enfrente

Máximo respeto entre los técnicos del Burgos y el Mirandés

«Ganar nos daría  tranquilidad y  seguridad». Julián Calero.  El técnico del Burgos CF, destaca la «velocidad y la agilidad» que tiene el Mirandés en su juego y asegura que la meta, además de los tres puntos, es que el equipo se reencuentre con su idea futbolística

 

El Burgos llegará al derbi después de llevarse un varapalo en su visita a Ibiza. En el campo balear el conjunto castellano no estuvo bien y el vestuario lo sabe. Por este motivo y por todo lo que supone enfrentarte a tu vecino, Julián Calero reconoce que una victoria supondría «algo más que tres puntos». 

«Ganar el domingo nos daría una tranquilidad y una seguridad que al equipo le vendría bien. Ahora mismo necesitamos reforzar todo el trabajo que estamos realizando con una victoria para corroborar que haciendo las cosas bien puedes ganar», expone el entrenador madrileño. 

Está convencido de que «los triunfos llegarán desde la calma» y demostrarán al equipo que se encuentra «en la línea correcta». «También sabemos que habrá tropiezos y que el camino será duro», indica.

Sabe que el de mañana será un partido «especial,  bonito y que, en cuanto a la emotividad, será similar al del Valladolid». No es un enfrentamiento más para el entorno, ya que ambos equipos no se ven hace varias temporadas y encima lo hacen en SegundaDivisión. 

En Ibiza el conjunto blanquinegro perdió algunas de sus señas de identidad, por lo que Calero argumenta que otro de los motivos por los que tienen ganas de que llegue el partido es para «buscar un poco la revancha, el reencuentro con nuestra idea, con nuestra forma de jugar y nuestro fútbol», comenta.

A la hora de describir a su oponente señala que esa juventud que tiene en su plantilla le hace ser un equipo «alegre, decidido, veloz y dinámico». «El juego que tienen ellos está condicionado por el tipo de jugadores que tienen y por la idea que trata de implantar Lolo Escobar en todos sus equipos», responde.

Además, el Mirandés llega en una situación más cómoda que el Burgos y ese colchón de puntos con el que cuenta le hace estar «más tranquilo, lo que le convierten en un rival más peligroso», avisa el preparador.

Pese a la dificultad con la que se encontrarán, el técnico está convencido de que los suyos llegan a la cita «preparados para competir bien y tener opciones de ganar el partido».

Similitudes. Los dos equipos tienen estilos diferentes, aunque Calero ve «ciertas similitudes» entre ambos contendientes. «El Mirandés maneja a la perfección las transiciones, los duelos individua- les, el orden, el bloque defensivo y el balón parado.Como club están más asentados en la categoría y de entre sus virtudes destaca esa agilidad que tienen hombres como Camello, Oriol Rey, Hassan o Meseguer», indica.

El aforo permitido en El Plantío será del 100% y Calero se muestra «feliz de poder ver el estadio casi lleno». «Hay que estar contentos porque  esto significa que la pandemia va mejorando. Esta- mos contentos de recuperar la normalidad futbolística», concluye.

 

«Lo más inteligente es transmitir que son 3 puntos». Lolo Escobar. El entrenador del Mirandés reconoce que «en el ambiente se palpa que es un partido muy especial», pero quiere que su equipo piense en sí mismo.

 

El Mirnandés se agarra al mensaje de tranquilidad para afrontar el derbi ante el Burgos CF. El último encargado de b ajar la presión del partido fue el técnico mirandesista, Lolo Escobar, quien afirma que "lo más inteligente es transmitir que son 3 puntos como todos los domingos". Por eso, reconoce que durante la semana " prácticamente no hemos hablado del derbi, sí de nosotros y de seguir mejorando".

El míster rojillo asume que "para nuestros aficionados es muy importante y en el ambiente se palpa que es un partido muy especial, pero no quiere transmitir eso a nuestra plantilla". Ante esta estrategia, el entranador rojillo recalca que "queremos ir a ganar, no porque sea el Burgos, sino porque necesitamos los tres puntos porque no queremos meternos en dos derrotas seguidas".

Al margen de «la distorsión» ambiental, espera ver una evolución en un bloque en construcción. En este camino se cruza un encuentro con las peculiaridades de un derbi y en ese contexto, el técnico desea que los suyos muestren una mejoría, pese a la presión que pueda ejercer la hinchada local. «Hemos jugado en El Molinón o en La Rosaleda que no son campos fáciles», recuerda el extremeño, que apuesta porque «El Plantío será igual de complicado y hostil».

Su bloque cuenta con mucha juventud, aunque Escobar ensalza que «son jugadores que vienen de canteras importantes, que su objetivo es estar al año que viene, o en un futuro próximo, en sus equipos, que son odiados por todos los sitios por donde van». Además, ambientes de este tipo «ya lo han vivido en y esto es una experiencia más para que sigan creciendo».

Respecto a la posición del rival en la tabla y los apuros que pueda tener, Escobar pone de nuevo la pelota en su tejado y reivindica que «lo más importante es que seamos el equipo que queremos ser cuanto antes». Además, ante bloques «que no venían en la mejor dinámica» como Alcorcón o Leganés, el Mirandés pinchó, por lo que «más que en el contrario tenemos que centrarnos en sacar nuestro fútbol».

En el césped, espera un choque «con dos estilos diferentes y a partir de ahí el que lo imponga ganará», puntualiza el técnico, que añade que «tenemos que rebajar errores, esconder defectos y seguir mostrando virtudes». En esa lista de fallos, Escobar destaca la importancia del balón parado para este duelo, en el que «intentaremos no conceder faltas laterales porque tienen mucho peligro».

En cuanto a su planteamiento, admite que «hemos trabajado un plan a y un plan b», con un dibujo y otro, aunque dependerá del estado de jugadores como Riquelme o Gelabert «a los que he visto bien». Además confirma que Imanol no estará.