Clase E, el corazón de Mercedes-Benz

SPC - Agencias
-

La casa alemana ha actualizado su berlina de referencia con nuevos motores y un completo equipamiento de seguridad

Clase E, el corazón de Mercedes-Benz

Más de 14 millones de berlinas y modelos Estate entregados a sus propietarios desde 1946 hacen de la Clase E la serie de turismos más vendida en la historia de Mercedes-Benz. Muchos entendidos la consideran el «corazón de la marca». 
Desde su introducción en 2016, la décima generación de la Clase E ha conquistado los ojos y los corazones de los clientes con su diseño nítido y al mismo tiempo sugestivo, y con un habitáculo exclusivo y de alta calidad. Otro atributo característico de esta gama de modelos es la suma de innovaciones que incorpora, por ejemplo, en los sistemas de asistencia a la conducción. Esta combinación sugestiva e inteligente ha triunfado plenamente en los mercados. Hasta hoy, más de 1,2 millones de clientes en todo el mundo se han decidido por una berlina o un Estate de la actual generación de la Clase E, que ahora recibe un nuevo lavado de cara.
El vehículo ha experimentado una renovación en su diseño e incorpora innovadores sistemas de asistencia a la conducción y una nueva familia de motores más recientes.
Este modelo cuenta con un diseño exterior estilo coupé con un capó alargado, mientras que la distancia entre ejes se ha incrementado en 65 milímetros en comparación con su predecesor, hasta 2,93 metros. La opción básica del coche incorpora una parrilla clásica con la estrella, mientras que también hay disponible un frontal más deportivo.
En su interior dispone de dos amplias pantallas de grandes dimensiones (12,3 pulgadas y una de ellas táctil) que marcan la imagen en el habitáculo y también cuenta con botones sensibles al tacto en el volante. La marca alemana ha trabajado en el diseño inteligente de los materiales y en la calidad lumínica para los ocupantes hasta dar con un ambiente de luz compuesto por 64 colores.
En el momento de su lanzamiento, que será en verano, se ofrecerán siete modelos híbridos enchufables. La oferta de propulsores  está comprendida entre los 154 y los 362 caballos con motor de gasolina de seis cilindros con sistema de 48 voltios, EQ Boost, además de los 435 CV del Mercedes-AMG E 53 4MATIC+. En diésel la marca cuenta con variantes de entre 160 y 330 caballos que van equipados con un sistema anticontaminación con doble inyección de AdBlue.
La nueva Clase E saldrá a la venta equipada con la generación más moderna de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz. De aquí resulta un nivel especialmente elevado de seguridad activa, pues el vehículo puede intervenir directamente en caso de que el conductor no reaccione. La detección Hands-off utiliza ahora sensores capacitivos, lo que aumenta el confort durante la conducción parcialmente automatizada. Si el sistema reconoce que el conductor separa las manos del volante durante un período de tiempo determinado, se inicia una cadena de advertencias que, en caso de prolongarse la inactividad del conductor, puede conducir en definitiva a la activación del asistente de parada de emergencia.
 También se incluyen la asistencia de distancia activa Distronic capaz de reconocer atascos y tráfico lento antes que el conductor, mantenimiento de carril activo, frenada de emergencia, detección de ángulo muerto o el paquete de estacionamiento completo con una cámara de 360 grados, que añade una nueva vista lateral ampliada y, por primera vez, maniobra automática de aparcamiento en superficies marcadas, además de en huecos en línea y en batería.